Cuatro calendarios de adviento diferentes para animar la cuenta atrás navideña

Como autoproclamados expertos en calendarios de adviento -la verdad es que llevamos ya muchos años escribiendo sobre el tema-, hemos podido ver la evolución de este invento en los últimos años. Desde algo sencillo y siempre vinculado al chocolate, a la creación de una gama inabarcable de versiones, incluyendo muchas comestibles.

Da igual el producto en el que estés pensando, seguro que ya hay un calendario de adviento alrededor de él. Para no repetirnos, este año nos hemos quedado con cuatro que nos parecen originales y muy interesantes para animar las semanas previas a la Navidad.

Calendario de adviento para winelovers

Por fin alguien se ha animado a hacer un calendario de adviento de vinos. Una idea que ya hemos visto en otros países y que por aquí las principales marcas de cerveza no han dudado en adoptar. Ahora Bodegas Raíces Ibéricas se apunta a la fiesta con un calendario que incluye 24 pequeñas botellas que prometen ser un recorrido por la oferta enológica del país.

Una edición limitada que cuesta 150 euros y que incluye, en cada una de las ventanitas que esconde un vino, un vídeo de cata impartido por algunos de los mejores sumilleres del mundo.

Calendario Koro: snacks dulces y salados

El año pasado descubrimos el calendario de esta marca alemana y nos pareció una de las mejores opciones del mercado dentro de la, digamos, gama alta de calendarios de adviento. Hay también una versión vegana, pero apostamos por este Koro Clásico que incluye una selección de snacks dulces y salados que pueden presumir de una calidad magnífica.

Cuesta algo menos de 60 euros, tarda unos días en llegar desde Alemania, y es la alternativa perfecta para huir de los calendarios de chocolates aburridos y de calidad regúlela.

Calendario de adviento para queseros

Es verdad que ya hace años que algunas tiendas especializadas de queso lanzan su propio calendario. Es un producto complicado para este formato, claro, y las opciones que habíamos visto hasta ahora tenían un precio bastante elevado y se alejaban de la idea habitual de los calendarios de adviento.

El de Can Bech que podemos encontrar a la venta en tiendas Ametller no es un calendario de quesos, pero sí uno para los más queseros. Y es que incluye una selección de salsas, conservas de fruta, mermeladas para maridar con quesos: higos, manzana, uvas… Los quesos, eso sí, los tendrás que elegir y poner tú. Cuesta unos 30 euros.

Calendario de especias

Un clásico y seguramente pionero en esto de los calendarios de adviento originales es el que cada año presenta Just Spices. Disponible en dos formatos, el pequeño sale por unos 24 euros y el grande por 80 y, eso sí, te asegura provisiones de especias para todo 2024, e incluye un libro de recetas para saques partido a todas ellas.

Además de las especias clásicas, la gracia de esta firma es su apuesta por sazonadores específicos que combinan varias especias pensando ya en algunos platos, desde guisos a ensaladas. El calendario perfecto para los más cocinillas.