10 recetas perfectas para comer de tupper (y cenar rico con lo que te sobre)

Parece que hay personas por ahí que no han comido de tupper en su vida. Solo así se entiende que moleste que el Ministerio de Consumo haya lanzado una campaña con consejos para quienes comen fuera de casa y se llevan la comida en una tartera.

En vez de hacerles el casito que andan pidiendo a gritos cada semana, como la mayoría de mortales sí comemos o hemos comido de tupper alguna vez en el trabajo, se nos ha ocurrido recopilar una decena de recetas fáciles de hacer, fáciles de llevar y que alegrarán la hora de la comida.

Arroz frito con gambas y pollo

El arroz es uno de nuestros mejores amigos a la hora de pensar en el tupper. Fácil de hacer, difícil de estropear, recaliente bien, y admite miles de variaciones. Incluso en plan exótico y con unas gambas -que los obreros no solo comemos chóped, ojo- un poco de pollo y bien de verduras. El toque de jengibre le sienta muy bien a este arroz salteado. Aquí puedes ver todos los detalles para preparar la receta. Haz de más y ya tienes tupper para un par de días o para resolver una cena.

Lentejas al curry

Las legumbres son otro de los pilares fundamentales de la comida de tupper. Cocinarlas es bastante más sencillo y rápido de lo que igual crees pero, además, recuerda que las ya cocidas en bote son una solución de lo más apañada para improvisar un plato en cuestión de minutos. Ricas, saludables y económicas, permiten preparar platos tan ricos y originales como estas lentejas al curry. Aquí las instrucciones.

Quiche de puerro y gambas

Las tartas saladas son otra estupenda opción para este tipo de comidas que hay que preparar por adelantado y habrá que recalentar. A una quiche le podemos echar casi cualquier cosa que se nos ocurra, con lo que además son perfectas como recetas de aprovechamiento para no desperdiciar nada que se haya quedado huérfano en la nevera. Un poco de puerro y unas gambas -seguimos a tope con el lujo- dan como resultado esta rica quiche que, además, también dará para varios días.

Albóndigas

Las tenemos en versión con carne y vegetales, así que no hay excusa para no preparar una buena ración de albóndigas con su bien de salsa y poner unas cuantas en el tupper del trabajo. En ambos casos van acompañadas de una salsa de tomate casera que, de nuevo, interesa preparar en cantidad porque no solo le irá de maravilla a estas albóndigas sino que una poca guardada en la nevera nos resolverá la cena de cualquier otro día: alguna verdura, un huevo y listo.

Sopa de verduras

Igual una sopa no es lo primero en lo que pensamos al hablar de comidas para llevar en la tartera. Pero en este caso no hemos podido resistirnos porque estamos hablando de la madre de todas las sopas de verdura: una minestrone. Es verdad que lleva su tiempo prepararla y da un poco de trabajo, pero si preparamos en cantidad, el esfuerzo merecerá la pena porque tendremos un plato único de esos que ayudan a entrar en calor a la primera cucharada. Eso sí, asegúrate de que tu tupper es de los que cierran bien.

Coliflor al horno

Una receta dedicada a quienes creen que las verduras son aburridas y que tuercen el morro al oír hablar de coliflor. Esta coliflor al horno es muy fácil de preparar, está deliciosa gracias al toque de curry que le añadimos y algunos frutos secos. Si queremos que sea más potente, en esta versión le hemos puesto también un poco de butifarra y queso por encima, pero ambos ingredientes son opcionales, aunque le sientan fenomenal.

Buddha bowl

Venga, un poco de postureo a la hora del tupper, que a todos nos gusta presumir en Instagram de lo que estamos comiendo. Este Budha Bowl puede sonar a tontería por ese nombre, pero en realidad estamos hablando de una sencilla combinación de arroz integral, verduras y huevo. Si con el frío no apetece, en cuanto se asome la primavera esto triunfará seguro, así que deja anotada por ahí la receta.

Wok de verduras y mandarinas

Aprovechando la temporada de cítricos nos encanta ponerle naranja y mandarina a las ensaladas y recetas. Y eso es precisamente lo que hemos hecho con este salteado de verduras que funciona muy bien en el tupper y como receta de aprovechamiento. Sana, económica, adaptable y fácil de hacer, poco más le podemos pedir.

Pastel de carne con verduras

¿Más carne? ¿Pero no había prohibido Garzón comer carne y las chuches, como habíamos leído por ahí? Menos carne, mejor carne y más verduras y legumbres. Es muy fácil. Y este pastel cumple con casi todo. Y le pone un poco de queso y horno además. El clásico pastel de carne picada -mejor de calidad y al momento, recordad- acompañado de verduras que es también un clásico del mundo tupper y de las cenas recalentadas.

Alubias con setas

Y terminamos con más legumbres. En este caso son unas alubias verdinas, pero la receta se puede adaptar perfectamente a cualquier otro tipo de alubia o, insistimos, tirar de las de bote ya cocidas. Aquí jugamos con las setas y los ajos tiernos, pero dependiendo de la temporada también podemos modificar estos ingredientes sin perder la esencia del plato: acompañar las alubias con un refrito bien sabroso (cebolla, ajo, setas…) y un poco de leche evaporada, que le da una cremosidad interesante al conjunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí