El vino blanco más exclusivo de Rueda: nuevo ‘Harmonia’ de Campo Elíseo

Tienes que probar un blanco nuevo y muy especial, me sugirieron nada más pisar la última edición de la Barcelona Wine Week. O tal vez dijeron que era un Rueda, han pasado ya unos cuantos meses, así que no lo recuerdo exactamente.

El caso es que fuimos pitando para el stand de Campo Eliseo, la bodega en la que François Lurton elabora vinos de Toro y Rueda con una interesante combinación entre estilo castellano y el toque francés que este productor de larga tradición familiar vinícola en Burdeos aporta siempre a sus elaboraciones.

Rueda, vino blanco… Efectivamente, nosotros también estábamos pensando en un verdejo. Algo especial, eso sí, dado el interés que ese vino parecía estar despertando entre quienes lo habían probado. Más allá del chiste del verdejito fresco, lo cierto es que hay bodegas que trabajan muy bien esta uva y elaboran vinos muy elegantes, alejados de ese tópico injustamente asociado a todos los Rueda.

Pese a que Campo Elíseo hasta ahora se centraba en esta variedad en sus dos referencias de Rueda, esta vez la sauvignon blanc es la protagonista. Con ella se elabora este Harmonia Sauvignon Blanc 2020, que no solo es el vino más singular de esta bodega, sino también, posiblemente, el más exclusivo de la Denominación de Origen.

Hablamos de una edición muy limitada -se hablaba de menos de 500 botellas- y un precio elevado, alrededor de los 160 euros. Un estreno por todo lo alto que apunta sin complejos al mercado del lujo de grandes vinos blancos y que, dicen los expertos, entra directamente al top de los mejores sauvignon blanc que se hacen en el país.

La presentación es muy cuidada, a la altura de un vino de este precio y de una primera añada que, seguramente, alguno tendrá la tentación de comprar para guardar. Para ver cómo evoluciona con los años, o a saber si estamos ante una de esas joyas que se revalorizan mucho con el tiempo.

¿Y qué tal el vino? Extraordinario, claro. Es verdad que no somos muy fans por aquí de la sauvignon blanc. O, mejor dicho, hay otras variedades que nos suelen parecer más interesantes.

Hasta ahora, porque en este Harmonia la uva luce en todo su esplendor: equilibrada, aromática, con un punto mineral y muy elegante. El vino pasa un año en barrica de roble lo que, junto al trabajo con las lías, le aporta una estructura que promete un envejecimiento extraordinario.

Uno de los mejores ejemplos de esos nuevos grandes vinos de Rueda que van saliendo al mercado, y un recordatorio de que en esta zona hay vida más allá del verdejo.