Receta: natillas (veganas) de chocolate

Los postres veganos son muy sencillos de hacer. Además están muy ricos y, por supuesto, son aptos para todos los públicos. Más motivos para animarse a probar, seamos o no veganos: son una buena excusa para descubrir nuevos ingredientes, como por ejemplo la harina de algarrobas.

Si a todo esto le añadimos que resultan muy ligeros, ya tenemos argumentos de sobra para preparar estas deliciosas natillas de chocolate que, para inaugurar la temporada de fresas, vamos a decorar con una y un poco más de chocolate. Si preferimos servirlas en forma de flan, es tan sencillo como dejar enfriar la mezcla en moldes en lugar de batirla antes de servir.

En cualquiera de los dos formatos seguro que os encantan.

 

Ingredientes

  • 670 ml. de tu bebida vegetal de avellanas (o de arroz, o de tu preferida)
  • 3 gr. de copos de agar-agar
  • 3 cucharadas de harina de algarroba tostada
  • 1 cucharada de almidón de maíz
  • Sirope de agave al gusto
  • 50 gr. de pepitas de chocolate de 70%
  • 4 fresas
  • Nueces o algún fruto seco tostado para decorar

Ponemos a calentar en un cazo la mitad de la bebida vegetal. En la otra mitad, diluimos en frío la harina de algarroba, el agar-agar y el almidón de maíz.

Cuando la leche vegetal del cazo -sí, ya sé, sólo la de almendras se puede llamar «leche»– esté caliente, le añadimos la mezcla  de leche, algarroba, agar-agar y almidón, sin parar de remover. Esperamos hasta que espese y se disuelva totalmente el agar-agar.

Apartamos del fuego y lo endulzamos  a nuestro gusto con el sirope de agave. Dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera. Cuando la mezcle esté totalmente fría, la batimos con la batidora y la servimos en copas individuales.

Para decorar, disolvemos las pepitas de chocolate en la leche vegetal sobrante y dejamos enfriar. Colocamos encima de las natillas una cucharada de chocolate, fresas y nueces tostadas por encima.

4 COMENTARIOS

  1. Me parece una receta rica, rica… Lo único que cambiaría es el sirope de ágave por azúcar de coco, mucho más saludable, pero igualmente espléndida.

  2. Llamad a esto como queráis, menos natillas, por favor. Con todo el respeto a los veganos, un plato es un plato y un vaso es un vaso.

Los comentarios están cerrados.