Botellas de agua a 12 euros en Ibiza (y a más de 6 en Vitoria)

Estábamos echando de menos acabar agosto sin algún ticket escandaloso. Y, aunque a última hora y a base de botellas de agua, de nuevo el verano no ha defraudado. Ni Ibiza, por supuesto.

Un beach club de la isla líder en clavazos veraniegos protagoniza uno de esos sustos que deja a las áreas de servicio de la autopista, o incluso a los aeropuertos, a nivel del súper del barrio.

¿Cuánto has pagado por una botella de agua? ¿A partir de qué cifra te parece un atraco a mano armada? ¿Qué margen puede aplicar un restaurante para que algo pase de ser caro a una tomadura de pelo?

Todas esas preguntas nos vienen a la cabeza al ver que a alguien le han cobrado 12 euros por una botella de tres cuartos de litro de Solán de Cabras. Que no tiene ninguna culpa en este asunto, pero es la marca que despachan en el restaurante Malibú de Ibiza. Que, por cierto, según se puede leer en los comentarios, es bastante conocido por, entre otras cosas, sus altos precios.

Pese a ello, la verdad es que entre el agua a este precio y las latas de Coca Cola a 9 euros la unidad dan ganas de poner el grito en el cielo. Que sí, que es Ibiza, que es temporada alta, que la insularidad complica todo y que cada uno cobra lo que quiere, siempre que haya una lista de precios.

Pero es que a veces pasa en lugares menos exóticos -con todo el cariño- y donde las estocadas en la cuenta no se dan por hechas. Y es que en pocas horas, otra botella de agua también se ha hecho famosa en Twitter. Esta vez San Pellegrino, una estupenda agua con gas italiana que en el restaurante Sagartoki de Vitoria cobran a 6,50 la botella de 70 centilitros.

De nuevo, el contexto es importante. Efectivamente, esta marca de agua no es barata, y tampoco este popular restaurante de la capital alavesa -famoso por sus pintxos y tortillas- es especialmente económico. Pese a ello, protesta quien tuvo que abonar la cuenta, nunca había pagado tanto por ese agua. «Ni en un 3 estrellas Michelin», asegura.

Tanto hablar de los precios hinchados de los vinos en los restaurantes, y a ver si el verdadero problema va a ser el agua. En cualquier caso, un asunto a recordar cuando escuchemos los lamentos de la hostelería por la ley que obliga a servir agua del grifo si el cliente lo pide.

1 COMENTARIO

  1. Bueno en Roma hace más de 10 años te vendían las de 500ml por 5€ en los puestos de la calle. Y en la Plaza San Marcos a 16. Pero nadie te obliga a tomarla así que no hay porque quejarse. Muchas ganas de likes.

Los comentarios están cerrados.