¿Una carnicería sin carne? Abre en Madrid la primera carnicería 100% vegetal

¿Puede llamarse carnicería una tienda en la que no se vende carne? El debate daría para largo y seguramente lo escuchemos mucho próximamente, mientras se legisla a nivel europeo sobre el uso de la denominación «carne vegetal» para los productos a base de proteína vegetal que por forma, textura y sabor, en algunos casos emulan a los tradicionales cortes de carne.

Más allá del debate legal y lingüístico, el caso es que en Madrid acaba de abrir Compasión, una carnicería 100% vegetal. Así se definen ellos mismos en lo que, sin duda, es una buena decisión de marketing que reportará unos cuantos titulares con sus defensores y detractores.

Porque tiendas en las que se comercializan este tipo de productos hay muchas. También especializadas en alimentación vegana. Pero, al menos que nos conste, ninguna se había animado o atrevido a presentarse como una carnicería.

No es solo el nombre, sino la denominación de los productos e incluso su organización y presentación. No hemos tenido ocasión de visitar su primer local abierto en el barrio de Malasaña (Espíritu Santo, 4), pero la tienda online deja claro el mensaje.

La oferta se organiza en carnes rojas, carnes blancas, embutidos… Y entre los productos, además de las clásicas hamburguesas vegetales (lo de vegetales lo decimos nosotros, no figura por ningún lado), aquí se despachan costillas barbacoa, milanesas, cinta de lomo e incluso morcilla y chorizo picante.

«Todas nuestras recetas tienen su origen en la cultura gastronómica más tradicional, pero elaboradas solo con ingredientes vegetales, sin aditivos ni espesantes químicos, y con una máxima: que el resultado sea un plato sabroso y saludable», explican en su web.

Frente a los productos que ya ofrecen algunas grandes marcas y cuya máxima es parecerse a la carne, aquí aseguran que prima el uso de pocos y buenos ingredientes, aunque eso signifique que se parezcan menos a los originales de carne. Pese a ello, lo cierto es que son más atrevidos que nadie a la hora de ponerles nombres de carne.

Cuentan con obrador propio en la misma tienda, donde elaboran las recetas de lo que ellos denominan «Carne 3.0». Han abierto hace solo unas semanas y lo cierto es que ya han conseguido muchos titulares y atención mediática. Seguro que también cabrear a algunos carnívoros, pero algo nos dice que eso también era parte del plan.