«España es la pocilga de Europa»: Alemania propone subir precios de su carne de cerdo para destacar la calidad frente a la española

¿Se ha terminado ya el debate de las macrogranjas? ¿Ahora toca las remolachas? Da la sensación de que los más interesados en sacar rédito electoral sobre la supuesta polémica, ahora prefieren pasar página e intentar que la ganadería industrial no ocupe muchos titulares.

No vaya a ser que los consumidores empiecen a hacer preguntas incómodas sobre de dónde viene la carne que consumen. O que las protestas de muchos municipios por los problemas medioambientales que provocan este tipo de explotaciones obliguen a cuestionar un modelo que solo es rentable para unos pocos.

No obstante, en otros países parece que no se olvidan tan fácilmente de un asunto que, de hecho, ya estaba en la agenda antes de las declaraciones del Ministro de Consumo.

Por ejemplo, los ganaderos alemanes hace tiempo que no ven con buenos ojos la competencia que la carne de cerdo español -barata y de calidad cuestionable- supone para su propio producto.

Según recoge The Objective en un interesante reportaje, lo de convertir España en la pocilga de Europa -suena a insulto, pero es una definición bastante precisa de la situación- no es buena idea si lo que se quiere es defender la calidad del producto, no la cantidad y el precio. ¿Quién podría imaginarlo, verdad?

Cansados de competir en precio en el lineal del supermercado, los ganaderos alemanes defienden posicionar la carne nacional como un producto de calidad y por el que hay que pagar más frente a la que llega de España a precios de derribo.

No se trata solo de una queja de los productores o de los medios, sino que el Ministro de Agricultura del país también ha criticado el «precio basura» de la carne y se ha apuntado a esa idea de apostar por la carne nacional y de calidad.

Si lo de producir más barato es una estrategia cortoplacista que suele salir mal a largo plazo, hacerlo en España con la carne de cerdo tiene especial delito. ¿Cómo van a defender los productores de ibérico su producto mientras los de las macrogranjas inundan el mercado con producto español barato y de peor calidad? En Alemania parece que lo tienen claro.

1 COMENTARIO

  1. El problema es que la carne alemana no es mejor que la española, de hecho Alemania es el país que más experimenta con animales vivos, incluidos perros, chimpancés y por supuesto cerdos. Así que pocos consejos pueden darnos.

    Por cierto, está polémica me recuerda la de los pepinos españoles y la bacteria e-colli donde nos acusaban de bajos estándares sanitarios y resultó que la contaminación se había producido en tierras luteranas.

Los comentarios están cerrados.