El hallazgo arqueológico que revela el origen del cacao llega al museo del chocolate de Barcelona

Replica de la vasija hallada en Ecuador, expuesta en el Museu de la Xocolata de Barcelona. Foto: Oriol Baylina

Desde el pasado 26 de mayo, el Museu de la Xocolata de Barcelona (MXBCN) cuenta con una nueva pieza en su exposición permanente. Se trata de una réplica exacta de la vasija encontrada recientemente en Ecuador con restos de gránulos de Theobroma cacao (el nombre científico del árbol del cacao), concretamente una variedad nacional conocida como fino de aroma, que los especialistas han datado entre los años 3500 y 3350 a.C.

La vasija, con asas de estribo y revestimiento de concha marina, fue encontrada en el yacimiento de Santa Anna-La Florida, en la provincia de Zamora Chinchipe. Tras 20 años de investigación y después de someterla a la prueba de carbono 14, pudieron descubrir los restos orgánicos de su interior.

Un hallazgo de gran valor histórico y arqueológico que, además de demostrar que el cacao se utilizaba antes de lo que se pensaba hasta ahora, señala a la Alta Amazonia ecuatoriana como la cuna de este producto. Algo que revaloriza el cacao de Ecuador, que ya era considerado uno de los mejores del mundo.

Andrés Vallejo, embajador de Ecuador en España, Antoni Bellart y Àngels Pujol, del Gremi de Pastisseria de Barcelona, y Marta Tañà, directora del Museu de la Xocolata. Foto: Oriol Baylina

En el acto de presentación, el embajador de Ecuador en España, Andrés Vallejo, hizo entrega de la réplica de la vasija. “Estamos muy orgullosos de poder entregar esta réplica de gran valor simbólico. España es un gran socio comercial de Ecuador en cuanto a la comercialización del cacao, y conocemos también la fuerte relación del Museu con el cacao del país”, expresó Vallejo. 

Recordemos que durante el 2022 se exportaron desde Ecuador 99.000 toneladas de cacao fino de aroma a la Unión Europea (unos 218 millones de euros), siendo los Países Bajos, Bélgica, Italia, Alemania y España los principales países de destino. Además, el Museu de la Xocolata de Barcelona cuenta con una de las escuelas de pastelería más reputadas del país, en la que se utiliza, entre otros productos, cacao ecuatoriano fino de aroma.