De pintxos

Uno potente, perfecto para quitar el hambre: platano, jamón y queso rebozados,  con un toque de miel por encima para darle más contundencia al asunto. La combinación es tan explosiva como parece, pero el resultado no está nada mal. Cafetería El Molinillo, Bilbao.