¿Las ensaladas te aburren? Prueba este carpaccio de calabacín, mango y parmesano

© Emma García

Por estas fechas, las ganas de encerrarse en la cocina para preparar una gran cena empiezan a esfumarse. Las ensaladas gustan mucho, pero a veces cansan y apetece comer otro tipo de platos fresquitos que no requieran mucho esfuerzo y sean sanos como este «carpaccio» de calabacín, mango y parmesano, aliñado con jengibre y lima.

Entrecomillamos carpaccio porque solo se debería llamar así al plato original italiano con carne y suele abusarse de este termino, pero este plato de ingredientes refrescantes y laminados es una alternativa vegetariana tan rica para el verano que no hemos podido resistirnos a usar el nombre. 

Como la mayoría de platos de este tipo admite muchas variantes, podemos añadir especias, alguna vinagreta que nos guste especialmente o, por supuesto, usar otro tipo de queso si el parmesano no nos convence, aunque aconsejamos elegir uno fuerte y curado porque combinará a la perfección con el dulzor del mango. 

Ingredientes

  • 1 mango maduro
  • 1 calabacín 
  • 100 g de queso parmesano 
  • 50 gramos de nueces 
  • Zumo de lima
  • Cilantro fresco (opcional)
  • Un trocito de jengibre fresco (opcional)
  • Sal 
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. Lavamos y pelamos el mango con una mandolina. 
  2. Sacamos láminas finas del mango con la mandolina. Si resulta difícil, usamos un cuchillo afilado. 
  3. Lavamos también el calabacín. Podemos pelarlo o dejar la piel.
  4. Sacamos tiras finas del calabacín con la mandolina.
  5. Alternamos los dos ingredientes en una fuente o plato grande.
  6. Reservamos el plato unos 20-30 minutos en el frigorífico.
  7. Sacamos láminas o escamas de queso parmesano con la mandolina o el cuchillo. La gracia es que las láminas queden lo más finas posible.
  8. Antes de servir, sacamos el plato del frigorífico.
  9. Repartimos el parmesano y las nueces enteras o troceadas por el plato. 
  10. Salpimentamos al gusto. 
  11. Rallamos un poco de jengibre sobre el carpaccio y exprimimos zumo de lima para que quede más fresco. 
  12. Decoramos con unas hojas de cilantro fresco.
  13. Añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra y servimos.