Los antivacunas también quieren donuts gratis

No ocurre muy a menudo, pero hace unos días seguro que más de uno sintió un poco de envidia de los estadounidenses. Y es que no solo el ritmo de vacunación contra la Covid-19 parece ser excelente y amigos que viven por allí ya tienen fecha para su segunda dosis de Moderna, sino porque, además, la cadena Krispi Kreme anunció que iba a dar donuts gratis a todos los vacunados.

Un donut gratis al día durante todo 2021 solo por estar vacunado. Tal cual. Una forma -explicaban los portavoces- de apoyar la campaña de vacunación y de acabar de convencer a quien pudiera tener dudas.

Y, además, una excelente campaña de marketing. Serán unos cuantos millones de donuts, cierto, pero la noticia ha salido en todas partes y la imagen pública de una marca de donuts asociada a la salud es impagable. ¿Cómo no va a caer bien una compañía que tiene un gesto tan simpático como este?

La cara B de la historia -siempre hay cara B, no hay manera de sonreír y pensar en donuts tranquilamente- la explicaba hace unos días Vice. A Krispi Kreme se le habían enfadado mucho los antivacunas.

Además de no querer que se les inyecten micro-chis con cobertura 5G y todas esos argumentos de peso que suelen utilizar, resulta que ellos también quieren rosquillas gratis. No es broma. Según algunos fans de las teorías de Miguel Bosé y compañía, dar donuts gratis a los vacunados supone una discriminación para quienes prefieren no ponérsela.

Aunque por lo visto lo de Krispi Kreme de regalar donuts es algo relativamente habitual con motivos y fechas de lo más variados, lejos de sacar pecho con esta campaña de apoyo a las vacunas, la empresa decidió recoger el cable para no enfadar a algunos.

Entendemos que vacunarse es una decisión personal, indicaban en una nota publicada en sus redes sociales. Así que, para que todo el mundo pueda tener su donut y café gratis independientemente de que esté o no vacunado, marcaron unos cuantos días en el calendario para ofrecerlo en sus tiendas.

Y lo que parecía una gran campaña se convirtió de repente en la nada. Es verdad que el objetivo de una marca es no enfadar a nadie y tener contentos a todos sus clientes, pero hay situaciones, momentos y temas en los que no se puede jugar a dos bandas.

Situar a las personas vacunadas en el mismo nivel que los antivacunas como si de verdad fuera un debate abierto y real es una temeridad.

Vamos a dar donuts gratis a los que crean que la Tierra es redonda, pero para que no se enfaden los chalados terraplanistas, para vosotros también habrá pasteles gratis. ¿Absurdo? Pues al menos estos, más allá de hacer el ridículo, no ponen en peligro a nadie.

2 COMENTARIOS

  1. cuanto te pagan por intentar ridiculizar a los que no queremos vacunarnos? da un profundo asco tu articulo, riéndote y considerando a los que no queremos vacunarnos como si fuéramos seres inferiores, en fin vacunate y espero no te pase nada pero ojo una vez vacunado ni te me acerques porque seras mucho más infeccioso que uno sin vacuna.

  2. eres bastante despreciable, yo no me vacuno porque no se lo que lleva esas vacunas, porque no se han estudiado a fondo, porque una vacuna no se comercializa en 5 meses, porque yo no se lo que puede hacer en mi cuerpo en un año, porque ni te protege ni impide que tu sigas infectando.

    ni creo que la tierra sea plana ni nada de eso, de hecho soy técnica de laboratorio.

    A ver si aprendemos a respetar un poco a los demás, en cuanto a los donuts pues ni enhorabuena por el colesterol que se van tragar

    Por cierto vacunarse por un donuts al día indica el bajo nivel intelectual de los que van a vacunarse sin pensar en lo que les van a inyectar.

    el no querer esas vacunas no quiere decir seamos retrasados mentales tal como apunta en ese infame articulo

Los comentarios están cerrados.