Ayuda a salvar tu restaurante favorito comprando ahora un menú para cuando vuelvan a abrir

Todavía no sabemos cuándo podremos volver a salir a la calle, ni mucho menos lo que queda para que los bares y restaurantes puedan abrir. Una cosa está clara: la crisis provocada por el coronavirus está resultando un golpe muy duro para la hostelería. Volcada ahora mismo -al menos mucha de ella- en echar una mano a quienes más lo necesitan, lo cierto es que las cifras dejan poco margen al optimismo.

Según una reciente campaña de Makro, 1,7 millones de personas viven de este sector, y se calcula que unos 300.000 negocios han tenido que cerrar. La pregunta del millón que da casi miedo hacerla en voz alta es cuántos de ellos podrán volver a abrir y cuántos se quedarán por el camino. Las estimaciones que se hacen en otros países son realmente terribles.

Por ahora, las ganas de volver a nuestro restaurante favorito sirven de poco, así que dos plataformas de reservas han hecho una propuesta un poco más atrevida para quienes quieran ayudar: pagar por adelantado esa comida o cena que disfrutaremos cuando todo esto pase.

Salvemos nuestros restaurantes es la propuesta de El Tenedor, donde ya se pueden comprar bonos desde 10 hasta 250 euros para ayudar a los negocios del sector. Tal y como ellos mismos explican, en la lista figuran «todos» los restaurantes, sean o no asociados de este popular sistema de reservas propiedad de TripAdvisor.

El sistema es muy sencillo: un bono prepago por una cantidad que va -aseguran los responsables- directamente al restaurante para permitirles seguir teniendo ingresos aunque estén cerrados. El cliente recibirá ese bono por correo electrónico y lo podrá usar cuando el bar o restaurante vuelva a abrir sus puertas.

Muy similar es la propuesta de CoverManager y sus cuarencenas -ingenioso nombre, cierto- que también permite adquirir bonos regalo canjeables en los restaurantes cuando recuperen su actividad normal.

«Cuando reabramos, será la mejor comida del mundo porque sabrá a que lo hemos conseguido», reza su lema. Ojalá sea verdad y ojalá sea pronto.