La ensalada que necesitan tus menús navideños: fácil, bonita y económica


Sabemos que este 2020 ha dejado nuestro mundo patas arriba y que incluso la Navidad será diferente. Puede que no podamos estar todos los que quisiéramos, ni celebrarlo a lo grande, pero intentaremos disfrutar las fiestas de la mejor forma posible, con prudencia y brindando por tiempos mejores.

Aunque la economía no esté para lanzar cohetes, podemos servir platos fáciles, económicos y bonitos como esta ensalada de invierno que hemos preparado para la ocasión. Nos puede servir como entrante y primer plato o como guarnición de un plato principal. Además de vistosa está muy rica.

Hemos usado ingredientes de temporada que son totalmente adaptables y modificables al gusto de la casa. Si la servimos en una fuente bonita o en platos pequeños individuales, la transformamos en ensalada de fiesta en un momentito. Las patatas y el boniato se pueden asar con antelación para tener trabajo adelantado.

Ingredientes

  • 1 boniato mediano
  • 2-3 patatas moradas (Vitelotte Noire)
  • 100 gr. de granada
  • 150 gr. de espinacas frescas
  • 100 gr. de arroz integral
  • 100 gr. de quinoa
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

 Preparación

  • Pelamos el boniato y las patatas, lavamos bien y cortamos en cubos pequeños.
  • Pasamos los cubos a una fuente de horno con aceite en la base. Bañamos con un poco más de aceite y espolvoreamos un poco de sal.
  • Horneamos a 200º unos 30 minutos o hasta que estén blanditos pero manteniendo la forma. Podríamos hervir estos ingredientes o cocinarlos al vapor, pero el horno aporta un sabor muy especial.
  • Hervimos el arroz y la quinoa según las indicaciones del fabricante. Escurrimos, juntamos los dos ingredientes, añadimos un chorro de aceite y un poco de sal, mezclamos y dejamos templar.
  • Desgranamos la granada (aquí os contamos cómo hacerlo sin esfuerzo).
  • Para emplatar, ponemos las hojas de espinacas en la base, el arroz y quinoa sobre estas y por encima vamos poniendo los cubitos horneados de boniato y patata.
  • Acabamos decorando con la granada.
  • Salpimentamos al gusto y bañamos con aceite de oliva virgen extra. También podemos preparar una de estas deliciosas vinagretas para animar aún más el plato.