La cerveza de aguacate que nació en Bilbao

Como todo el mudo sabe, los de Bilbao nacen donde quieren. Y aunque el clima cantábrico no parece el más adecuado para los aguacates, si uno se empeña puede ser del mismísimo centro de la que, modestamente, se conoce como la capital del mundo.

Así que siguiendo esta lógica, seguro que a nadie le extraña que haya sido aquí mismo donde haya visto la luz una de las cervezas más originales que hemos visto y probado en mucho tiempo. Y es que, si hay cervezas de todo -incluido de pimientos de padrón o de percebes- ¿por qué no una con la fruta de moda?

Dicho y hecho: Aguacate Ale Garagardoa, una idea de la agencia Sukalmedia ejecutada por la cervecera artesana Etxeandia Garagardauak de Bizkaia. Eso sí, tenemos una mala noticia para quienes estén pensando que, por fin, han encontrado el complemento perfecto y temático para esa tostada de aguacate que tanto luce en Instagram: se trata de una edición limitada.

Limitadísima en realidad, porque sólo se produjeron 300 botellas con motivo de la celebración del Día Mundial del Aguacate que tuvo lugar hace unas semanas en Bilbao. ¿La buena noticia? Que hemos podido conseguir una para probarla y que sus creadores aseguran que, visto el éxito, se están planteando comercializarla.

¿Y a qué sabe una cerveza de aguacate? ¿Pega bien con unos nachos o de aguacate sólo tiene el nombre? Pues tras degustar la que -nos aseguran- es la última botella que quedaba en el almacén, la verdad es que esta ALE es fresca, rica y con un sutil punto dulce que aporta el aguacate y que la hace fácil de beber.

Eso sí, quienes esperen una especie de guacamole bebible o un intenso sabor a aguacate -algo que tampoco suena muy atractivo si hablamos de una cerveza, la verdad- puede que se sientan un poco decepcionados.

Elaborada con trigo, aguacate, lúpulo, agua, malta de cebada y levadura, es una cerveza con un sabor lupulado bajo y que se aleja de lo que muchas veces encontramos en las artesanas.

Y sí, es verdad que no es la primera cerveza de aguacate del mundo. Pero sí la única que ha nacido en Bilbao. Y eso siempre da mucha categoría.