Cómo remojar los garbanzos para que queden perfectos

© Emma García

Los garbanzos son una fuente de proteína vegetal, además de contener gran cantidad de fibra, hierro, potasio, fósforo, vitaminas E y B6. Como cualquier otra legumbre, deberían aparecer en nuestra dieta de forma regular. Por suerte podemos usarlos en muchísimas recetas y prepararlos de formas distintas. 

Aunque podemos encontrar garbanzos ya cocidos de buena calidad en prácticamente cualquier lado, comprarlos secos y remojarlos en casa es muy sencillo, solo tenemos que tener la precaución de acordarnos la noche anterior a utilizarlos de dejarlos sumergidos en agua. Realmente apreciaremos la diferencia tanto en sabor como en textura. 

A continuación os contamos algunos trucos que hemos aprendido para remojar garbanzos y que queden perfectos sin despellejarse ni tener ese color verdoso tan poco atractivo que aparece a veces. 

Elaboración:

  • Los garbanzos secos van a necesitar que la cantidad de agua sea (al menos) de tres veces su tamaño. Para unos 300 gramos de garbanzos secos necesitaremos 1 litro de agua. 
  • Ponemos en un recipiente grande los garbanzos secos, ya que se hincharán después de hidratarse.
  • Cubrimos los garbanzos con el agua. 
  • Por cada litro de agua añadiremos 5 gramos de bicarbonato. El bicarbonato hará que la piel se mantenga firme sin soltarse, y también acelerará los tiempos del remojo. 
  • Removemos con una cuchara hasta que el bicarbonato se disuelva. 
  • Dependiendo de la zona en la que nos encontremos y de la temperatura ambiente, podemos dejar los garbanzos fuera o dentro del frigorífico durante el reposo. Si hace calor, los dejaremos remojar dentro del frigorífico para evitar el color verdoso.
  • Dejamos reposar entre 8 y 12 horas. Si vamos a hervirlos, por ejemplo, para hacer un potaje, con 8 horas será suficiente; si por el contrario vamos a utilizarlos directamente en una ensalada, mejor estirar hasta las 10-12 horas. 
  • Pasado el remojo, escurrimos los garbanzos y los enjuagamos con abundante agua del grifo. 
  • Ya estarán listos y perfectos para utilizarlos. 

2 COMENTARIOS

  1. Yo dejo los garbanzos en agua caliente y bicarbonato toda la noche, al otro día, los escurro, y los cueso en la olla de presión por 75 mns…..quedan excelentes.

Los comentarios están cerrados.