Ibérico, cerveza, vino y dulces para reconciliarse con San Valentín

Llega la fecha más ñoña del año. Pero, ojo, también otra excusa para regalar algo rico, cocinar o pasarse por ese restaurante pendiente. De hecho, por mucho que se mire el 14 de febrero con cierto desdén, las reservas estos días crecen y muchas marcas, restaurantes y hoteles proponen sus propios packs y planes para celebrarlo por todo lo alto.

Aquí hemos elegido algunas que nos han parecido especialmente originales o interesantes.

Díselo con ibéricos

Si te regala jamón, es que es la persona adecuada. Salvo que seas vegano o vegana, claro, en cuyo caso igual tomárselo como una indirecta. Pero volviendo al tema ibérico, nada como improvisar una cena con un poco de buen jamón, vino y poco más hará falta para marcarse un detalle. Clásico pero eficaz. Además, vemos que en Julian Martín se apuntan a esta idea y, ojo, tienen muchos de sus productos con un 10% de descuento por san Valentín y entre todos los que compren sortearán una paletilla.

Lo que diga Rita

La bodega extremeña más conocida tampoco quiere perderse San Valentín y se apunta a eso tan clásico de asociar los rosados con el 14 de febrero. Y como en esta casa cualquier excusa nos parece buena para darle al rosado, adelante con este Rita.

Un homenaje a la mismísima Hayworth que a base de syrah y garnacha consigue un vino muy fresco y elegante, de color claro como se estila en esos rosados de la Provenza que tanto gustan.

Sí al panettone en febrero

Una de nuestras pastelerías favoritas de la ciudad, L’Atelier tiene una propuesta muy original: panettone rosa. No por el color, claro, sino por aquello de sacar el panettone de la que parece su temporada natural prenavideña y convertirlo en un dulce perfecto para compartir en San Valentín. La excelente masa de esta pastelería se combina aquí con frambuesa y lokum de rosa, un dulce típico de Turquía similar a una gominola. Ojo también a su croissant de San Valentín con mascarpone y frambuesa, y el pastel cupido, un bizcocho con mouse de cheesecake y compota de fresa.

Bombones icónicos

Seguimos con más ideas dulces. Bombones para San Valentín, oh que original. Es verdad, pero no hablamos de unos cualquiera, sino de Neuhaus, los chocolateros belgas que inventaron los bombones. La caja Neuhaus Icon Collection repasa las creaciones más populares de la compañía y suma dos nuevas y de edición limitada -bautizadas como Frisson y Folie- y conforman una colección de 22 bombones perfecta para los amantes del buen chocolate.

Un Rioja de altura

Es una de las marcas clásicas de Rioja y uno de los mayores productores de la región así que El Coto no necesita presentación. Pero reconocemos que no conocíamos estas dos referencias que presumen de ser las de más altura de La Rioja. Como su nombre permite adivinar, se elaboran con uvas recogidas a 875 metros de altitud, en Finca Carbonera. El estuche incluye un blanco de chardonnay muy floral, al que un poco de crianza le da un punto interesante. Y también un tempranillo al que la altura le da un carácter fresco dentro de ese perfil clásico que trabajan en esta bodega.

También hay cerveza de San Valentín

Es la cerveza que recomendaría Cupido, aseguran desde Moritz para presentar esta nueva referencia de cerveza fresca disponible en su fábrica y tienda en el centro de Barcelona. Disponible sólo hasta el día 14 -date prisa- se trata de una cerveza de edición limitada, de color negro y aroma a chocolate con notas de avellana y chocolate. ¿Suena a bombón? La verdad es que sí y, de hecho, los maestros cerveceros de la marca recomiendan maridar esta Amoritz con bombones para conseguir el menú perfecto de San Valentín.