10 vinos que ya estamos bebiendo esta primavera

Quienes no tenemos ninguna prisa porque llegue el calor y firmaríamos una primavera lluviosa eterna andamos encantados este año. Pero que se resista más de lo habitual la temporada de sol y playa no significa que no hayamos descorchado ya unos cuantos de esos vinos que encajarían perfectamente con la etiqueta de primaverales.

Más que definir qué es un vino primaveral, mejor poner unos cuantos ejemplos de lo que para nosotros encajaría en esta etiqueta. Así que, de entre lo que hemos ido probando últimamente, hemos seleccionado una decena que apetecen especialmente en esta época.

Tío Pepe Fino en Rama 2024

Va a sonar cursi, pero cuando la nueva añada de Tío Pepe en rama llega es que ya es oficialmente primavera. La versión más natural de este popular fino llega puntual a su cita con la saca anual que pasa a la botella sin filtrar ni clarificar. Es lo más parecido a escaparnos a Jerez y tomarlo recién sacado de la bota. Salino, aromático fresco e intenso, su precio ronda los 18 euros.

Monte Real Rosé

Es el primer rosado de gama alta que esta centenaria bodega riojana lanza al mercado, así que había que probarlo. Y la verdad es que nos ha encantado. De color suave, en línea con esos rosados de de la Provenza que tanto triunfan, es muy fresco y suave (apenas 12 grados) pero el trabajo con lías le da cierta estructura y recorrido y lo convierten en una opción gastronómica muy interesante. Cuesta unos 16 euros.

Campo Eliseo Contracorriente

Otra novedad. Esta vez desde Toro y de la mano de François Lurton y su Campo Eliseo. Este Contracorriente busca la expresión más fresca y sencilla de la uva tinta de toro, alejándose del perfil clásico de la región. Si queda alguien que crea que los vinos de Toro se mastican, debería probar éste y disfrutar del resultado de un vino con mínima intervención y que se puede encontrar por 18 euros o menos.

Alta Alella Mirgin Rosé

Volvemos al rosado, esta vez en versión espumosa con la añada 2020 de Alta Alella Mirgin Rosé, uno de esos clásicos que nunca fallan y que por menos de 15 unos ofrecen una relación calidad-precio estupenda. Un cava que reivindica su mediterraneidad, elaborado muy cerca de Barcelona y casi con vistas al mar y que abandera el frescor y delicadeza de la uva monastrell que en esta zona se conoce como Mataró.

Godeval Godello 2023

Pegó fuerte el calor el verano pasado en Ourense. Tanto que la bodega Godeval asegura que la de 2023 fue su vendimia más temprana de la historia para conseguir que la godello -una de las estrellas de sus parcelas- estuviera en el punto óptimo. Y parece que lo consiguieron porque, recién embotellado y llegado al mercado, esta nueva añada ha salido muy rica, sin perder un ápice del frescor y la acidez de esta uva que tanto nos gusta. Se puede comprar por menos de 17 euros la botella.

 

Frontonio Elástico

Qué bien hacen las cosas en la bodega aragonesa Frontonio. No necesitan que nadie se lo recuerde porque las ventas y la cotización de sus vinos no deja de crecer. Recientemente tuvimos la ocasión de probar la nueva añada de su blanco Elástico (sobre los 35 euros) y es una maravilla. Una compleja combinación de variedades blancas locales y crianza de un año en cemento que da como resultado un blanco diferente y muy elegante. Si te cruzas con una botella, no lo dudes.

Sapientia Verdejo

`El Lagar de Moha´ es la primera y por ahora única bodega biodinámica de la D.O. Rueda. Hay cosas interesantes en su gama y se notan las ganas de experimentar y probar. Tenemos ganas de echarle el guante, por ejemplo, a su verdejo natural en tinaja. Pero quienes no quieran complicarse pueden estar tranquilo porque su verdejo más sencillo (cuesta menos de 10 euros) es de esos que te reconcilian con una variedad tan denostada. Sencillo, vivo, muy fresco y perfecto para disfrutar.

Fillaboa Albariño

Qué bien le sienta a algunos albariños un poco de crianza y paciencia. Este de la bodega Fillaboa de la DO Rias Baixas consigue sacarle todo el potencial a esta variedad, dejándola medio año con sus lías. La añada 2022 se puede encontrar por unos 15 euros y tiene un equilibrio perfecto entre ese punto aromático y vivo que tanto gusta del albariño, con un toque más cremoso y complejo. Al probarlo se entiende mucho mejor.

Flor de Vetus verdejo

Mira que somos de los que tuercen el morro al escuchar verdejo y suelen elegir cualquier otra opción, pero cuando está bueno también hay que decirlo. Y si además el precio es tan ajustado como el de Flor de Vetus -siempre por debajo de los 10 euros-, es una apuesta de lo más resultona. La añada 2023 que acaba de estrenar esta bodega de Segovia no decepciona y ofrece el frescor y la intensidad aromática que tanto apetece en primavera.

Mina de Oro Viogner

Un bicho raro en una selección primaveral bastante clásica. ¿Qué hace un blanco como tú en Jumilla? es la pregunta que muchos se harán al probar este delicado viogner que descubrimos en el restaurante Incorrecte de Barcelona. Un hallazgo de su inquieto sumiller que no sólo destrozaría en una cata a ciegas a muchos expertos del asunto, sino que está riquísimo. Es de Bodegas Luzón y cuesta unos 15 euros.