‘Closca’, la nueva marca de frutos secos que promete proximidad, sostenibilidad y un precio justo para los productores

¿Qué le pedimos a unos frutos secos? Además de que estén ricos, que no vengan de la otra punta del mundo y que cuiden las condiciones de los productores son detalles que cada vez más consumidores exigen.

Y eso es justo lo que promete Closca, una nueva marca que ha lanzado al mercado la cooperativa FSO Garrigues, de Lleida. La apuesta es comercializar directamente sus frutos secos para que lleguen al cliente sin intermediarios.

Una nueva vía de comercialización que pretende ofrecer unos beneficios y condiciones de trabajo dignas para los agricultores, especialmente para los jóvenes que apuestan por trabajar en el campo. Un discurso que cada vez suena más en el mundo del marketing pero que, cuando es real, nos parece un gran argumento de venta.

Bajo el lema “Si pecas, pica bien”, de momento la marca ha puesto a la venta online dos packs con 5 productos diferentes, el “Pack Fit”, la opción más saludable, que combina frutos secos tostados y crudos, y el «Pack Trabajo”, para animar los días en la oficina, con algunas opciones caramelizadas y con chocolate.

Además del producto de proximidad y su discurso sostenible y laboralmente justo, nos ha gustado especialmente que los frutos secos lleguen en tarros de cristal -ni rastro de plástico en todo el packaging-, que una vez vacíos se pueden reutilizar para cualquier otra cosa. Por cierto, la etiqueta se quita fácil y sin resto, algo que siempre se agradece.