Ahora el vermut también se toma caliente

Es todo un clásico cuando se habla de esos mercadillos navideños de muchas ciudades europeas por estas fiestas: vino especiado y caliente. Y es que nada mejor que un mulled wine para entrar en calor.

Algo que por aquí no se estila demasiado y que posiblemente tenga que ver con las costumbres de un país de vino en el que se permiten -o se permitían- pocas licencias con esta bebida, ya sea para tomarlo en frío como cóctel o para estas versiones invernales.

El caso es que, pensándolo bien, tradición de vino espaciado sí que hay. ¿Qué es el vermut sino un vino con especias? Y teniendo en cuenta la moda alrededor de esta bebida en los últimos años y las diferentes variedades que han ido apareciendo en el mercado, era solo cuestión de tiempo que a alguien se le ocurriera lo que acaba de proponer la marca Dos Déus: un vermut pensado para tomar caliente.

En realidad, no es uno sino dos los nuevos vermuts que llegan ahora al mercado con esta curiosa propuesta de servicio aunque -nos recuerdan sus creadores- también se pueden tomar en frío como se hace habitualmente a la hora del aperitivo.

La versión Mediterranean incorpora en su receta -que usa como base vermut de esta casa- una larga lista de hierbas aromáticas y frutos propios del invierno del Mediterráneo (cítricos, nuez moscada, pasas…), mientras que el nuevo Nordic hace lo propio pero con aromas y sabores del norte de Europa, como ruibarbo, canela o clavo entre muchos otros.

¿Y cómo se toma? Si la idea es probarlo en caliente, tiene sus propias instrucciones de uso. Lo ideal es calentarlo a unos 75 grados lo que, según el fabricante, se consigue poniéndolo en una taza durante unos 45-60 segundos en un microondas con 700W de potencia.

Según se vayan enfriando irán percibiéndose todos los aromas y matices de sus ingredientes. El Mediterranean se recomienda servir con un par de granos de café, mientras que al Nordic le sienta bien una ramita de canela en la taza. En frío, explican, ambos tienen un punto de café cold brew y pueden ser un ingrediente muy interesante para coctelería.

El precio es de unos 10 euros la botella.