Tartar de atún y nísperos

Con el calor apretando cada vez más, los platos fríos se agradecen a la hora de las comidas. Hoy os proponemos uno con un nombre muy resultón pero increíblemente fácil de preparar. La combinación de pescado crudo o marinado con fruta es exquisita y de lo más veraniega.

En este caso hemos escogido dos productos de temporada:  el atún y  el níspero, que está ahora mismo en su mejor época.  La combinación de colores – sí, por los ojos también se come – y sabores es magnífica. Tomad nota.

Ingredientes

  • Dos rodajas de atún
  • Dos nísperos hermosos (o tres más pequeños)
  • Seis cucharadas de zumo de limón
  • Dos cucharaditas de mostaza antigua
  • Dos cucharaditas de vinagre de Módena
  • Una cucharadita de aceite de oliva
  • Cebollino
  • Una pizca de sal

Lo primero es desespinar el atún y cortarlo en tacos más o menos pequeños. Pelamos los nísperos y los troceamos también  en tacos.  Reservamos.

En un bol ponemos el limón, la mostaza, el aceite de oliva, la sal y el vinagre de Módena. Removemos hasta que quede emulsionado. Añadimos el atún y los nísperos y removemos para que queden bien impregnados.

A continuación,  añadimos el cebollino picado – con un par de ramas bastará – y removemos de nuevo.  El tartar debe reposar en la nevera como mínimo un par de horas.  Pasado ese tiempo, solo queda disfrutar de él.  Sencillo, ¿verdad?