Si no sabes qué chocolate comprar estos días, aquí tienes una buena razón para que sea este

Igual es solo otra campaña de marketing, pensamos al leer la noticia que aparece estos días en todos los medios de comunicación. Aunque la cuarentena nos ha vuelto a todos más sensibles a las buenas noticias y a todos esos gestos que nos recuerdan que hay más gente buena que cafres sueltos, son muchos años de creerse solo la mitad de las notas de prensa y aplicar una buena dosis de escepticismo ante cualquier marca que busca su minuto de gloria.

Pero, lo reconocemos, lo de chocolates Valor y su aumento de sueldo del 20% a los empleados nos ha ganado. Se trata de una medida temporal que durará mientras continúe el estado de alarma y que, tal y como ha explicado la compañía, quiere reconocer la labor de sus trabajadores durante estas semanas.

Ahora que tantas empresas se acogen a un ERTE pese a tener beneficios y seguir más o menos operativas. O mientras piden ayudas para reducción de jornada pero a los trabajadores les dicen que tocará seguir trabajando lo de siempre y las vacaciones ya veremos.

Ahora que Glovo reduce el pago a sus repartidores (esos falsos autónomos que se juegan el tipo para que tú tengas una hamburguesa en casa), y que parte de la hostelería pregunta por lo suyo pero se ha olvidado de pagar a su proveedores.

Ahora que para Amazon vuelve a ser Navidad -les sobran repartidores por horas, al parecer- y mientras las grandes cadenas esperan impacientes a que esto remita un poco para hacerse con los locales que les quedaban por tener en el centro de las ciudades, y que los pequeños negocios y bares difícilmente podrán seguir pagando…

Ahora que sale lo mejor y lo peor de cada uno, noticias como esta nos animan a pensar que hay empresas diferentes. ¿Nos estamos pasando de frenada con el optimismo? Leemos que la misma compañía alicantina compró en 2013 Huesitos y Tokke para evitar que Mondelez cerrara la fábrica situada en Ateca (Zaragoza).

Una pista que también nos va estupendamente para mantener la sonrisa y dejar de buscar, no vaya a ser que encontremos algo que enturbie un poco la historia y que nos deja sin excusa para, en la próxima visita al super, sumar a la lista -que no nos oigan los nutricionistas- unos Huesitos y unas cuantas tabletas de Valor.

Por cierto, cadenas de supermercados, teniendo en cuenta el esfuerzo de los empleados -que son de los que se la están jugando en primera línea- y que, seguramente, vuestras ventas estén siendo espectaculares estas semanas, estaría bien un gesto parecido. Aunque sea para salir en las noticias. Nos vale.