Cómo hacer mermelada de higos: receta casera

mermelada-higos-01
Mermelada casera de higos (Foto: Emma García)

Aunque por ahora la temperatura no acompaña demasiado, la cercanía del otoño anima a pensar en mermeladas caseras con productos de temporada. Así que vamos a aprovechar que ahora es fácil encontrar higos ricos a buen precio para preparar con ellos una estupenda mermelada.

Hay que aprovechar mientras duran en el mercado y si, como suele pasar, se nos ha ido la mano comprando y algunos amenazan con ponerse pochos, nada mejor que preparar unos cuantos tarros de mermelada.

Aunque pueda parecer algo complejo, en realidad es una de las preparaciones más sencillas. Tan solo vamos a necesitar azúcar y una media hora para conseguir provisiones de mermelada y, de paso, que toda la casa huela muy bien.

mermelada-higos-06
Ingredientes para preparar mermelada casera de higos (Foto: Emma García)

Ingredientes

Para dos tarros de unos 250 gramos

  • 500 g de higos pelados y troceados
  • 250 g de azúcar
  • 200 ml de agua
  • Zumo de medio limón

Preparación

Cualquier mermelada se basa en algo tan sencillo como combinar un ingrediente (fruta, pero también verduras y hortalizas) con azúcar, y dejarlo a fuego lento durante un buen rato. Así de sencillo.

Esta mermelada de higos no es una excepción, aunque luego en cada cocina hay trucos y manías. Empezando por la cantidad de azúcar o si se usa o no agua.

Hemos probado de las dos maneras, y la verdad es que la textura y resultado final nos gusta más añadiendo algo de líquido durante la cocción. Así conseguimos una mermelada algo más suave, pero que sigue conservando un sabor potente.

mermelada-higos-04
Hay que aprovechar la temporada de higos

Lo primero es limpiar, pelar y trocear los higos. En algunas recetas se recomienda pasarlos por la batidora. Sin embargo, nosotros preferimos las mermeladas en las que se nota la fruta. Así que en vez de eso vamos a ir aplastándolos con la ayuda de un tenedor o una cucharada de palo hasta conseguir casi un puré.

Con los higos pelados, troceados y convertidos en una masa, los añadimos a una cazuela junto con el azúcar, el agua y el zumo del limón. Hemos optado por una cantidad de azúcar moderada porque la fruta ya es suficientemente dulce y no queremos que el sabor del higo quede relegado a un segundo plano por el exceso de azúcar.

mermelada-higos-02
Mejor añadir algo de líquido para mejorar la textura de la mermelada

A fuego bajo, dejamos cocer entre 30 y 45 minutos, removiendo con bastante frecuencia y retirando la espuma que se formará en la parte superior, para que nos quede una mermelada bien clara, transparente y bonita.

Aunque al añadir agua el riesgo de que se pegue es menor, habrá que estar atentos y usar la mejor cazuela antiadherente que tengamos por casa.

mermelada-higos-05
Mermelada casera de higos (Foto: Emma García)

¿Cuándo está hecha? Hay que tener en cuenta que, al enfriarse, ganará consistencia, así que mejor retirarla del fuego cuando todavía nos parezca un poco líquida, y así conseguir al final la textura perfecta y una mermelada que sea fácil de untar y no un mazacote.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y la guardamos en tarros que deberán estar muy limpios. Al tener bastante azúcar -que actúa de conservante-, sin hacer nada más, en la nevera puede aguantar perfectamente unas semanas.

Pero los que se animen a hacer más cantidad, pueden embotarla con el sistema habitual. Se hierven unos 20 minutos los tarros y sus tapas en agua para esterilizarlos, se rellenan de mermelada y, bien cerrados, se vuelven a hervir sumergidos en agua otros 20 minutos.