Receta de hojaldres de gorgonzola y pera: entrante riquísimo, fácil y bonito para Navidad

© Emma García

¿Pensando en un entrante fácil de hacer, buenísimo y resultón para vestir -aún más- la mesa de Nochebuena o Navidad? Estos hojaldres de queso gorgonzola, pera y poca cosa más cumplen todos los requisitos y son un éxito asegurado. 

Los tendremos hechos en muy poco tiempo y podemos adaptarlos a nuestro gusto. Eso sí, es interesante hornearlos justo antes de servir y no dejarlos preparados mucho tiempo antes, porque aunque el hojaldre es muy versátil para hacer este tipo de platos no aguanta demasiado bien el paso de las horas. 

Aunque en casa nos gusta muchísimo la versión que hemos preparado, tiene un sabor intenso, así que si queremos algo más suave podemos combinar el queso azul con con otro menos fuerte o si no nos gusta en absoluto podemos simplemente cambiarlo por otro. Si además queremos potenciar el contraste dulce de la pera con el salado del queso podemos bañar las láminas de pera con un poco de miel o sirope de arce. 

Para dar un toque de color y hacerlos más navideños hemos decorado los hojaldres con unos arándanos rojos deshidratados, pero podríamos usar frescos o sustituirlos por grosellas o frambuesas. En cualquier caso quedarán así de bonitos siempre y cuando estemos pendientes del horno para evitar que se quemen. 

Ingredientes

Para 6 hojaldres

  • 1 masa de hojaldre rectangular.
  • 100 g. de queso gorgonzola o queso azul.
  • 2 peras conference grandes.
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Unas nueces.
  • Arándanos o frutos rojos para decorar (frescos o deshidratados).
  • Pimienta negra (opcional).
  • 1 huevo (para pincelar el hojaldre).

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Extendemos la masa de hojaldre y la dividimos en 6 rectángulos o en 4 si los queremos más grandes.
  3. Con un cuchillo hacemos un marco en la parte interior de cada hojaldre a 1 cm aproximadamente del borde.
  4. Pinchamos con un tenedor la parte interior del rectángulo enmarcada y no pinchamos el borde exterior.
  5. Lavamos las peras conference y las laminamos (láminas ni demasiado finas ni demasiado gruesas).
  6. Echamos unas gotas de zumo de limón en las láminas de pera para evitar que se oxiden y tengan un color feo.
  7. Nos quedamos con las láminas de pera que tengan la forma deseada, el resto de láminas pequeñas las guardamos para comer o utilizar en otra receta.
  8. Esparcimos queso desmenuzado sobre la parte interior del hojaldre (dentro del marco).
  9. Colocamos encima de cada uno, una lámina de pera.
  10. Troceamos las nueces con las manos y las repartimos por la superficie.
  11. Espolvoreamos un poco de pimienta negra (opcional).
  12. Batimos el huevo y pincelamos el borde exterior de cada hojaldre.
  13. Horneamos 20 minutos, vigilando para que no se quemen.
  14. Pasado el tiempo de horneado o cuando los hojaldres estén bien dorados los sacamos del horno.
  15. Decoramos a nuestro gusto con los frutos rojos.