Receta fácil de helado de yogur y frutos rojos

© Emma García

Pocas cosas nos apetecen más en verano -al menos a quienes no hemos podido escaparnos a zonas fresquitas- que un helado bien frío. Si además es casero y está tan rico como este de yogur y frutos rojos, pues muchísimo mejor. 

Solo vamos a necesitar tres ingredientes, una batidora y un tupper para dejar el helado en el congelador. Nosotros lo hemos servido en copa y bola, pero también podrían utilizarse unos moldes de polos si preferimos esa versión. Si hay niños por casa, puede gustarles la idea de ayudar en el proceso y preparar su propia merienda.

El único secreto para hacer helados cremosos sin heladera es ir removiendo la mezcla cada media hora, una vez la dejemos en el congelador, para evitar la cristalización. El resultado vale la pena y no supone un gran esfuerzo.

Ingredientes

  • 3 yogures griegos naturales 
  • 100 gramos de azúcar
  • 300 gramos de frutos rojos congelados

Elaboración

  1. Ponemos los 3 ingredientes en el vaso de la batidora o del robot de cocina.
  2. Trituramos a máxima potencia hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Probamos y añadimos más azúcar si consideramos que queda demasiado ácido.
  4. Pasamos la mezcla a un molde o tupper y la guardamos en el congelador (si el recipiente estaba previamente en el congelador, mucho mejor). 
  5. Cada 30 minutos, sacamos la mezcla del congelador, rompemos la cristalización con un tenedor, removemos bien y la volvemos a guardar. 
  6. Repetimos el proceso hasta llegar a las 3 horas de congelado. Después, podemos dejarlo en el congelador sin remover más o servirlo. 
  7. Cortamos la mezcla congelada en varios trozos medianos. Trituramos unos segundos en la batidora o robot de cocina para que quede tan cremoso como en las heladerías y servimos. Otra opción es dejarlo unos minutos fuera del congelador antes de servir y removerlo de nuevo para evitar usar la batidora. 
  8. Podemos decorarlo con virutas de chocolate blanco, trocitos de galleta o directamente servirlo en un cucurucho de helado.
  9. Si decidimos poner el helado en moldes para polos, lo ideal es seguir igualmente el proceso para eliminar la cristalización. Después de las tres horas de congelado ya podemos pasar la mezcla a los moldes y dejarlos en el congelador al menos un par de horas más.