Pollo frito con churros, la loca combinación que en Estados Unidos funciona

Que los churros son uno de esos productos a los que por aquí les hacemos poco caso pero que en otros países triunfan no es ningún secreto. Normalmente ninguneados o considerados una masa que no da mucho juego más allá de desayunos o meriendas, parece que en Estados Unidos triunfa una combinación que por aquí puede parecernos muy extraña: pollo frito con churros.

Es verdad que también hay quienes han querido jugar con versiones saladas -los churros bravos de Comaxurros son casi un clásico- pero la inmensa mayoría pensaría más en café o chocolate que en pollo como pareja de unos churros.

Sin embargo, en el sur de Estados Unidos parecen tener menos manías a la hora de aprovechar esta masa frita que, por cierto, nadie ha dicho que tenga que ser necesariamente dulce. El chivatazo nos llega desde Atlanta, donde un restaurante de cocina española ofrece en su carta un plato de fried chicken & churros.

No, no son churros de pollo, una receta relativamente conocida y que son simplemente tiras de pollo alargadas y rebozadas. Vaya, como los “churros de pescado” que hemos visto en algunos lugares de Canarias, pero en versión pollo.

En este caso el plato es literalmente lo que promete: piezas de pollo rebozado acompañadas de churros. Mientras algunos se echarán las manos a la cabeza murmurando que estos yanquis no tienen ni puñetera idea de comer, en realidad el invento es una adaptación de un clásico de la cocina sureña y cajún: waffles con pollo frito.

Algo que sí hemos podido probar, con su sirope dulce y todo, y que funciona bastante bien. Dentro, lógicamente, del apartado de cerdadas exóticas fritas, no de alta cocina o de gastronomía tradicional, claro.

¿Y si cambiamos los waffles por unos churros? Pues no es mala idea, nos confirma nuestro corresponsal gastronómico al otro lado del Atlántico, que nunca tiene un no para algo frito, rebozado y grasiento.

Pero la sorpresa llega al investigar un poco más y descubrir que no solo en Atlanta juegan a ser dioses con los churros. La cadena Comet Chicken (Colorado) lo ofrece en su carta, y en Nueva York, que son muy de tendencias, han ido un paso más allá y tienen -atención- un sándwich de pollo frito en el que en vez de pan usan un par de roscas de churros. Y desde 2017, para ser más exactos.

Suena tan loco que ahora solo podemos pensar en ir a Avenida Cantina para probarlo. A no ser que alguien se anime a ofrecerlo más cerca, claro.