Piscinas, terrazas y comida rica. Planes para un verano (raro) en Barcelona

Lo de hacer turismo en tu ciudad es una expresión que este verano ha adquirido todo su sentido. Sin apenas turistas y con muchos vecinos también fuera, Barcelona luce un aspecto realmente desconocido este mes de agosto de nueva normalidad.

Pensando en quienes se hayan animado a visitar una Barcelona inédita o simplemente se hayan quedado en la ciudad, hemos seleccionado algunas propuestas para comer rico y hacer que este agosto tan singular sea un poquito más llevadero.

Seguro que hay muchos más planes -prometemos ir ampliando la lista- pero ahora mismo estos son nuestros favoritos.

Bocadillos a ritmo de brasa

El restaurante Sants es Crema ha apostado por aprovechar la brasa que servía de hilo de conductor de muchos de sus platos y convertirla ahora en el pilar de su renovada propuesta de bocadillos.

¡Y qué bocadillos! Bikini (mixto) de carrilleras, de papada de cerdo con achiote, de atún toro con shitake y mahonesa de kimchi, de berenjenas al miso y tempura de aguacate…

https://www.instagram.com/p/CD03R6chLHT/

Su carta va variando, así que lo mejor es acercarse por allí o echar un vistazo a sus redes sociales para no perderse nada. Por ejemplo, ahora entre semana han montado un menú del día con bocadillo, patatas (caseras, de las buenas) y café o postre por solo 10 euros. Durante el mes de agosto cierra los fines de semana.

Menú y chapuzón en el W

Uno de los hoteles más icónicos de la ciudad se apunta a los planes veraniegos con una propuesta a la que es difícil resistirse. Comida en la nueva terraza del restaurante Fire, seguida de un acceso a la codiciada piscina del W.

Por solo 45 euros es posible disfrutar del menú Healthwave creado por la chef Carlotta Delicato y donde la brasa es la gran protagonista. Una comida a un precio sensacional (para la zona, el espacio y la comida) en la nueva terraza con vistas al Mediterráneo y que ahora, además, se puede rematar con un chapuzón en una de las piscinas más deseadas de la ciudad.

https://www.instagram.com/p/B9mcTK5oSxF/

Quienes estén especialmente interesados en esta segunda parte, también hay un buen plan para ellos: acceso de día a la terraza WetDeck con hamaca, piscina, parking, cóctel y, por supuesto, todas las medidas de seguridad y control de aforo por 60 euros. Posiblemente uno de los mejores lugares para sentirse de vacaciones sin salir de la ciudad.

Aunque, ya puestos, ¿por qué no aprovechar este singular mes de agosto para dormir con estas vistas y disfrutar de su excelente desayuno? Por 185 euros es una oportunidad única.

Una terraza en pleno centro

Ahora que las terrazas se cotizan más que nunca parece que hace especial ilusión descubrir una que lleva tiempo ahí pero en la que todavía no habíamos parado: la del hotel Royal Passeig de Gracia.

Ubicada en este céntrico paseo -junto a la Pedrera, para más señas- sus vistas son de esas que hay que calificar como espectaculares y que por sí solas justifican la visita y sentarse en este amplio espacio a descansar un rato y tomar algo.

https://www.instagram.com/p/CEEfMioiSt7/

Una carta sencilla de cócteles con un buen surtido de gin-tonics y algunas tapas para acompañar son la propuesta de este amplio espacio que abre cada tarde y noche de miércoles a domingo. Su estructura acristalada, por cierto, la convierte en una de esas terrazas inmunes a las temporadas y a tener en cuenta durante todo el año.

Clásicos que no fallan

Hemos decidido tomarnos al pie de la letra eso de que esta es temporada de reencuentros (eso sí, en grupos reducidos) para volver a un restaurante que hacía tiempo que no visitábamos. Y, la verdad, muy grata sorpresa en Tragaluz.

Aunque pensándolo bien no hay nada de sorpresa en comer rico, bien de precio y en un lugar muy acogedor, porque estas son las señas de identidad desde hace muchos años de esta casa. Su renovada apuesta con una cocina más italiana y más verde la hacen especialmente apetecible para el verano.

https://www.instagram.com/p/CBK82wNH7i1/

Sus excelentes pastas o una delicada y refrescante ensalada de hinojo bien merecen la visita a este jardín en pleno centro de la ciudad.

https://www.instagram.com/p/CBnkbqvng3R/

Por cierto, en esta misma línea, y parte de la misma familia, el grupo En Compañía de Lobos ha abierto recientemente Camping Mar. Todo lo que nos cuentan de este restaurante junto a la zona del W es bueno, así que hay muchas ganas de probarlo.

La terraza del momento

Seguimos con terrazas, y con una que ya figura en nuestra lista de favoritas de la ciudad desde hace tiempo, pero que parece que con esta nueva situación ha conseguido convertirse en uno de los lugares de referencia en la ciudad: La terraza de las Indianas del restaurante 1881.

https://www.instagram.com/p/CB7zTSzh6Em/

Aunque con ese nombre igual algunos están pensando en un chill out con muchas ínfulas y poco fuste, nada de eso. Estamos hablando de uno de los restaurantes con mejores arroces, carnes y pescados a la brasa de la ciudad. Y que cuenta además con esta gran baza: una enorme terraza sobre el puerto de la Barceloneta desde donde, por ejemplo, ver el atardecer tomando algo antes de cenar.

Una piscina de lujo

¿Verano en la ciudad sin piscina? Es lo habitual para la inmensa mayoría de nosotros. Pero este año, más que nunca, hay motivos para darse un capricho y pasar el día en la piscina del Arts. Nada menos.

El icónico hotel lanza un guiño a los barceloneses con un pase de día para disfrutar de sus instalaciones (más de 2.500 metros cuadrados de jardines y terrazas) por 60 euros. La propuesta incluye acceso a las piscinas, toallas y hamaca, dos refrescos y parking.  Los menores de 7 años no pagan.

https://www.instagram.com/p/CC_U79wlRP9/

Además de este plan en sus dos piscinas -incluida la espectacular infinity pool inaugurada el pasado año-, la coctelería P41 también ha programado música en directo para animar las noches de verano.

Una paella frente al mar en Badalona

¿Eres de esos a los que les da pereza salir de Barcelona? Tranquilo que esto no va de atascos para llegar a una cala supuestamente idílica pero, en realidad, con más gente ahora mismo que en Las Ramblas.

El plan es mucho más cercano y sabroso: una paella en L’Estupendu de Badalona. Además de una excelente y tranquila terraza frente al mar, en esta casa los arroces son un tema muy serio, así que el éxito está asegurado. También si la idea es un vermut o algunas tapas.

https://www.instagram.com/p/CDD2F8DAXP_/

Por cierto, a partir del 24 de agosto vuelve a abrir sus puertas otro de esos restaurantes de Barcelona -también del Grupo Varela- que si no conoces, ya estás tardando: La Xarxa. Un viejo conocido de la zona alta de la ciudad que recientemente se mudaba a la Plaza Molina a un local más grande y con una terraza más amplia. Su buena cocina de producto, por suerte, no ha cambiado.

Dos motivos para volver por el Born

Seguimos con los reencuentros. Esta vez con un barrio que confesamos que tenemos más abandonado de lo que nos gustaría. Sobre todo en verano, cuando los turistas son mayoría y muchos locales optan por un discreto repliegue en el Born.

Y es una pena porque hay muchos sitios donde se hacen las cosas bien. ¿Un ejemplo? Llamber, donde la cocina de Fran Heras trazando puentes entre Asturias y Catalunya hace tiempo que se ha hecho un hueco junto al mercado del Born.

https://www.instagram.com/p/CDjC75rF0zD/

Muy cerca, en la frontera con la Barceloneta -otro barrio al que le debemos más visitas-, el bar Maracaibo ofrece una oferta simpática, informal y a precios comedidos.

https://www.instagram.com/p/CDEEZ61Aua3/

En la carta, platos de comida callejera de diversos países (fish&chips, baos…) con tapas tradicionales y una estupenda selección de bocadillos. También propuestas como tartar de salmón y aguacate, costillas barbacoa o una presa ibérica, todo, la verdad, muy bien resuelto.

Buena carta de cervezas para acompañar y también cócteles para disfrutar de su terraza.