¿No sabes qué hacer con tu árbol de Navidad? Cómetelo

Aunque no estaba en la lista de tendencias gastronómicas para este año, parece que lo de comer cosas raras está pegando fuerte. Y tras la curiosa morcilla vegana del otro día –aquí tenéis una receta más normal, por cierto- ahora nos enteramos de un proyecto que propone un curioso sistema de reciclaje para el árbol de Navidad. Que a estas alturas de la semana ya deberías ir pensando en quitar, claro.

Así que si lo de los puntos de recogida para su reciclado te parece un fin poco digno para el abeto en cuestión, aquí tienes otra idea más original: comértelo. No, no es broma. Hablamos, por supuesto, de árboles naturales y, en realidad, sólo de algunas especies concretas utilizadas para los adornos navideños y que, por lo visto, son comestibles.

La idea llega desde Reino Unido y, por lo visto, no es nueva. Hace ya un par de años que por estas fechas un club bautizado con el nombre de  How To Eat Your Christmas Tree (Cómo comerte tu árbol de Navidad, hay que reconocer que el nombre deja claras las intenciones) propone un curso de cocina en el que el ingrediente principal es el susodicho árbol navideño.

https://twitter.com/MicroCompanion/status/1080392667362705408

Aunque pueda sonar raro, es verdad que en algunos menús de alta cocina ya nos hemos encontrado con guiños al pino y sus aromas, y que también se suele usar para ahumar algunos ingredientes. Pero aquí se va un paso más allá para convertirlo en pieza clave de las recetas propuestas y que casi conforman un menú completo.

Además de que nos pilla un poco lejos, resulta que ya vamos tarde para apuntarnos a estos cursos, que se venden a unas 40 libras por persona. Es lo que tiene que en España la Navidad dure hasta el día 6 de enero cuando el resto del mundo ya ha recogido adornos y está a otros temas.

De todos modos, quienes quieran probar, en la web de este curioso club comparten la receta e instrucciones para hacer en casa un helado con las ramas del árbol -su sabor recuerda a la vainilla, aseguran- y una brownie con las piñas y chocolate.

El caso es que, vistos los pasos e ingredientes de estos postres, estamos convencidos de que estarán riquísimos. Tomamos nota para el año próximo.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.