¿No sabes qué cocinar? Aquí tienes 59 maneras de preparar un huevo

Es uno de los productos estrella de muchas cocinas. Baratos, sanos y nutritivos, los huevos son de esas cosas que te resuelven desde un desayuno a una cena rápida, gustan a (casi) todo el mundo y, superada aquella mala fama que los vinculaba al colesterol, dicen los expertos que se puede comer uno al día sin problema.

Que igual tampoco es cuestión de comer 7 huevos a la semana y 30 al mes, pero llegado el caso, ¿cómo hacemos para no aburrirnos y acabar comiéndolo siempre de la misma manera? Porque una cosa es que haya muchas maneras de cocinar un huevo y otra que nuestro repertorio dé para semejante variedad.

En Bon Appétit han tenido una gran idea pensando precisamente en quienes no quieran repetir receta, y el resultado es bastante espectacular: 59 maneras de cocinar un huevo. Métodos que describen como sencillos y que aseguran que abarcan prácticamente todas las maneras conocidas y medianamente populares -unas más que otras- de convertir un huevo en un plato.

Las hay para todos los gustos, desde las más básicas (crudo, cocido, pasado por agua, frito, revuelto…) hasta sistemas más curiosos, como el huevo a la parrilla o al carbón, el huevo deshidratado o el «huevo nube» que ya probamos por aquí hace tiempo y que nos sorprendió gratamente.

Al horno, con cazuela, sartén, al microondas… incluso hay una receta en la que se cocina en el lavavajillas –de eso también hemos hablado– o uno aprovechando la sesión de sauna.

Eso sí, lo que no vemos en la lista es la tortilla de patata, posiblemente una de las formas más deliciosas de convertir un huevo en un gran plato. Puede que la ausencia se deba a que incluye otros ingredientes o que no cuadra con la filosofía de elaboraciones sencillas, pero el caso es que sumando esta ya tenemos 60 maneras de cocinar huevos.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.