No es una hamburguesa, es un «disco vegetal»

Si va entre pan es hamburguesa, defienden algunos. Si no lleva carne, no puede llamarse hamburguesa, señalan otros. Incluidas las autoridades de la Unión Europea, que desde hace tiempo debaten sobre el asunto y parecen encaminarse hacia una normativa que regule el uso de ciertos términos en productos vegetales.

Una lista en la que, además de la hamburguesa, se incluirían el filete, el escalope y las salchichas, y que impediría que las versiones vegetales sin carne de estos productos usaran la misma denominación que el original. Algo parecido a lo que ocurre con las leches vegetales que, excepto en el caso de la almendra, no pueden definirse como leche.

¿El fin de las hamburguesas vegetarianas, los filetes de coliflor o las salchichas de tofu? Al parecer es sólo cuestión de tiempo que los restaurantes y productores de la Unión Europea tengan que buscar otro nombre para estos platos. Algo que, por cierto, no afectaría al Reino Unido si un día de estos se pone en marcha el dichoso Brexit y su salida de la UE.

En ese caso, claro, tocará buscar otros nombres, y es aquí donde llega la parte más surrealista del asunto porque, según el Daily Mail, las autoridades europeas barajan sustituir hamburguesa vegetariana por, atención, veggie disc. Lo que, aplicando una traducción muy literal, sería algo así como «disco vegetal», «rosquilla vegana» o algo por el estilo.

Opciones que, la verdad, suenan muy poco apetecibles y obligarán a los departamentos de marketing de turno a exprimirse la cabeza para vender sus productos vegetarianos y veganos sin recurrir a referencias que todos conocemos.

Cuando entre en vigor la nueva norma, productos como la popular Impossible Burger que está arrasando en Estados Unidos en los establecimientos e Burger King -hasta tal punto que la producción no alcanza ni de lejos a cubrir la demanda- tendrían que cambiar su nombre si llega a Europa.

¿Impossible veggie disc? Igual tienen que darle otra vuelta.

4 COMENTARIOS

  1. Porque las comidas veganas tratan de imitar a las que no lo son? Es como si los consumidores de carne buscaran un pollo con sabor a lechuga o con forma de apio.

  2. «no es una hamburguesa, es un pedazo de animal indefenso que murió aterrado innecesariamente por la gula y la ambición de humanos egoistas»… Tienen razon, las cosas por su nombre. Siglo XXI, con todas las opciones que hay seguir abusando de animales es inmoral.

  3. «LAS COSAS POR SU NOMBRE!

    Uno de los interrogantes más comunes entre «non vegan people» es por qué llamamos con nombres tradicionales a nuestros platos reversionados en modo libre de crueldad.

    Nosotras tenemos una teoría al respecto que a Marula le gusta comparar con el mundo de la indumentaria. «Un pantalón puede ser chupín, palazzo, oxford, cigarette o capri, pero no deja de ser un pantalón. También puede ser de jean, de lino, de raso, puede tener cierre o botones, bolsillos o no, sin embargo seguirá siendo reconocido y nombrado como pantalón. Lo mismo pasa con la comida».

    En la cocina tradicional hay pizza de todos los sabores y colores, pero decís «pizza vegana» y te preguntan por qué la llamás pizza y no «disco de masa al horno con salsa y aderezos»… Hay hamburguesas de carne vacuna, de pollo o cerdo, pero si es de vegetales no merece llamarse hamburguesa. Ni hablar cuando se enteran que llamamos churrasquitos a las rodajas de una pasta hecha a base de gluten…

    ¿Por qué? Si el fideo de arroz no es menos fideo que el hecho a base de harina de trigo. ¿O acaso la cerveza sin alcohol se llama «espuma de malta»? ¿Por qué si hay helado de agua y hay helado de crema, el helado a base de leche vegetal debería llamarse de otra manera?

    Pasa en la naturaleza y pasa en todo lo que nos atraviesa: en la gente, en las casas, en las cosas, en las artes y también en la comida. Reconocemos el mundo que nos rodea por similitud y por diferenciación.

    Esa es nuestra postura y a quien no le guste está [email protected] a disentir y a inventar un nombre nuevo para las milanesas, la tortilla, el flan o la preparación que sea si no le gusta que las llamemos así. No somos dueñas de la verdad, simplemente nos gusta este modo. Lo que más nos importa es que experimenten nuestras recetas 100 % vegetales, que las compartan con quien más quieran pero, sobre todas las cosas, que las disfruten ♡ El nombre, la etiqueta, es lo de menos, en la vida y en la cocina también!»

    Autor: Hola Vegan

  4. Las cosas por su nombre: Es un trozo de cadaver putrefacto en estado de descomposición, lleno de antibioticos, hormonas, pesticidas, retardantes de la putrefaccion, colorantes, estabilizantes, sufrimiento, adrenalina, horror, terror, hacinamiento,heces, tortura… y se puede seguir…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí