‘Lucero 2018’, el vino de la semana

La última incorporación a la línea de referencias de la bodega Cruz De Alba se presenta con una interesante combinación de tradición -estamos en Ribera- y nuevos sistemas de cultivo ecológico y biodinámico para las pequeñas parcelas a partir de las que se elabora este tinto.

Aunque suene contradictorio, estamos ante un vino con mucha personalidad y una tirada corta (apenas 25.000 botellas de las 40 hectáreas dedicadas), pero que resultará familiar a los amantes de los tintos más frescos de la zona. El concepto que usan sus creadores es «bodega boutique» y, aunque pueda sonar un poco altisonante, en realidad define muy bien la esencia del trabajo que se hace aquí.

Fresco, con mucha fruta, acidez que facilita el copeo, estamos ante uno de esos vinos sencillos a los que les sienta genial un punto de frío en el servicio y que, además, puede presumir de una relación calidad-precio excepcional.

El precio oficial es de unos 9 euros pero, en realidad, en la tienda online de la propia bodega se puede encontrar por menos de 8. Así que, aunque es verdad que se plantea más para hostelería que para consumidor final, resulta difícil resistirse a tener en casa alguna botella a mano para este verano.

Variedades: 100% tempranillo

Zona: DO Ribera del Duero

Para hacerte el listo: aunque suponemos que será tan útil como la usada para personas (es decir, cero), las viñas se tratan con lo que se denomina «agrohomeopatía».

Precio: 8 euros