‘Lágrimas de Unicornio’, el rosado más irreverente

Si eres de los de ‘el tinto para la carne y el blanco para el pescado’, crees que con el vino no se pueden preparar cócteles, que la sangría siempre es mala y para guiris, y que aquello del vino azul debería ser delito, espera a ver la penúltima rareza del sector.

Se llama Lágrimas de Unicornio, llega firmado por los mismos de aquel vino azul que no podía llamarse vino, y ha llevado eso del vino rosado un paso más allá para ser directamente un vino rosa. Posiblemente uno de los más cuquis -era imprescindible usar este término, sí- e instagrameables de la bodega.

Y no lo decimos nosotros, lo aseguran sus propios creadores: «Gracias a una combinación de lágrimas de unicornio y al uso de pigmentos, la empresa ha creado un vino de tono rosa pastel con partículas que brillan a la luz. Su aroma a fruta y golosina y su atractivo color están haciendo de esta bebida la última sensación de Instagram».

Un vino que no sólo quiere aprovechar los últimos estertores de la moda de la comida unicornio (multicolor), sino que llega claramente dispuesto a tocar un poco los taninos a los más puristas del sector. Y es que si lo del vino azul ya molestaba no hace falta echarle mucha imaginación al asunto para imaginar que opinarán de este rosado extremo.

Una polémica que seguro que desde la bodega Gik Live no dudan en saber aprovechar para promocionar su singular oferta de vinos que, además del citado azul, también incluye uno picante y varios con té.

Pero volviendo a este Lágrimas de Unicornio con su color rosa y su efecto purpurina, vamos con lo más importante. ¿Está rico? La verdad es que, como nos temíamos, resulta demasiado dulzón, incluso comparado con los rosados más florales. Lo del toque de gominola que se percibe en algunos rosados aquí que es llevado al extremo.

Pero es verdad que estamos ante un vino divertido, pensado para personas que busquen algo muy diferente, -puede que incluso no les guste el vino- y, sobre todo, que llame la atención en la fiesta de turno. En ese sentido, el efecto wow está más que asegurado.

Elaborado en Navarra y con 12 grados de alcohol, se comercializa a través de la propia web de Gik Live en packs de 3 botellas a 10 euros cada una.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí