“La nueva normalidad destruye el concepto gastronómico de nuestro restaurante”. El coronavirus se cobra su primera baja entre los Estrella Michelin

Apertura de terrazas, adecuación de los interiores para cuando sea posible abrir, y apuesta fuerte por el envío de comida a domicilio. Para algunos, una forma de salvar algo de la facturación pero, para la mayoría, una tarea que tenían pendiente desde hace tiempo y que ha llegado para quedarse.

¿Pero qué ocurre mientras tanto en la alta cocina donde ni las terrazas ni el delivery -al menos para la mayoría- son una tabla de salvación? En algunas casas la apuesta es por el continuismo (Arzak o Aponiente ya han anunciado apertura en julio), mientras que otras reformulan el concepto al alza o más popular.

Peores son las noticias que llegan desde Madrid, donde 99 KO Sushi Bar se ha convertido en la primera baja oficial de esta pandemia dentro del universo Estrella Michelin.

Algo que muchos llevan meses diciendo que ocurriría pero que ahora ya tiene nombre propio: este restaurante comandado por David Arauz, y que hace apenas medio año recibía su primera Estrella.

Parte de Grupo Bambú, que tiene otros locales especializados en sushi en diferentes ciudades de España y más países, según explican sus responsables, el concepto de su restaurante estrella -nunca mejor dicho- con una barra de sushi, espacio para 16 comensales y servicio directo de los shushiman es incompatible con la nueva situación.

https://www.instagram.com/p/CAiGp2UKoxa/

“La nueva normalidad destruye el concepto gastronómico de nuestro flamante Estrella Michelin», han explicado los responsables del local en redes sociales. Pero no es solo una simple cuestión de espacio y de «no poder mantener esa cercanía y complicidad con el cliente», tal y como reconocen los responsables de esta casa. Según detallan a EFE, las cuestiones económicas también han tenido mucho peso en la decisión, tanto en lo que respecta a los gastos fijos del local, como a la más que predecible bajada del poder adquisitivo del cliente y la falta de turistas, que representan un porcentaje importante de las reservas.

Considerado uno de los mejores restaurantes nipones del país, en la web, todavía operativa, aparecen los dos menús degustación que ofrecía el restaurante con un precio de 110 y 165 euros para 15 y 20 platos, respectivamente. El plan de la empresa es recolocar a la mayor parte de la plantilla en sus otros locales y no descartan reabrir más adelante, pero en otra ubicación.