La hamburguesa en kamado que sueña con ser una carbonara

¿Las hamburguesas siguen estando de moda o es un producto que ya está amortizado y que ha perdido tirón? En realidad, da un poco igual lo que opines. Basta asomarse estos días por The Champions Burger en Barcelona para comprobar que, sí, las hamburguesas siguen triunfando.

El olor a humo y carne a la parrilla se nota desde cierta distancia, y el ambiente un tanto burgerbro -nos acabamos de inventar el palabro, pero nos gusta- asusta un poco. Pero si conseguimos superarlo, merecerá la pena porque aquí se sirven algunas de las mejores hamburguesas del país.

El nivel es altísimo porque esto es algo así como una semifinal hamburguesera en la que sólo participan las mejores de una selección previa y donde el público vota por sus preferidas. El nivel es altísimo y las vueltas que cada local le da a su hamburguesa para conseguir destacar son de lo más interesantes. Las colas en algunos puestos dan una buena pista de las que triunfan pero, insistimos, en teoría aquí sólo llegan las mejores.

Los amigos de Nola Smoke (Zaragoza) nos invitaron a probar su propuesta. Y allí nos fuimos, dispuestos a sumergirnos en este mundillo de apasionados por las hamburguesas y donde cada pequeño detalle puede hacer que el resultado sea mejor que el de los vecinos. O, al menos, diferente.

Y los de Alex Viñal -pasó por MasterChef y ahora se ha especializado en lo que llama street food de autor- cuentan con dos bazas en su hamburguesa La Nonna: es la única que se ahuma en horno kamado y, además, juega con sabores e ingredientes de una salsa carbonara.

Si hay alguien de Italia leyendo y poniendo cara de valenciano ante una paella con chorizo, puede estar más o menos tranquilo. Hay más purismo en esta carbonara -con su huevo y su guanciale- que en la de nata y bacon que sirven en la mayoría de menús del país. Pero bueno sí, es una carbonara en formato hamburguesa.

Nos colamos en la pequeña cocina del autobús donde trabajan y sirven hamburguesas a buen ritmo y ahí está el kamado, que se usa para ahumar la carne y el pan, y fundir el queso una vez que la hamburguesa ya se ha marcado en la plancha.

El resultado es un ahumado profundo que da personalidad a la hamburguesa pero que, contra todo pronóstico, no se come el resto de ingredientes. La salsa tipo carbonara que se añade en dos tiempos e incluye una con yema de huevo, y el giuncale a la plancha también dejan clara su presencia.

Es el fruto de muchas pruebas -nos cuentan- para conseguir precisamente que se noten todos los componentes de la hamburguesera pero que ninguno se imponga hasta el punto de olvidarnos de la carne o del pan.

Y el resultado es excelente. Chorreante e imposible de comer sin acabar con las manos llenas de carbonara, pero merece la pena. Además, se trata de una hamburguesa creada para la ocasión y que no se sirve habitualmente en el restaurante, así que quienes quieran probarla y anden por Barcelona tienen hasta el próximo 26 de mayo.

El acceso a The Champions Burger es gratuito y dentro el precio de cada una de las hamburguesas anda sobre los 12,5 euros.