El helado que une a Franco Battiato con Logroño

«Cuando murió Franco Battiato nos reunimos varios amigos y en mitad de la calle compartimos un helado que habíamos elaborado en su honor», explica Fernando Sáenz, uno de los heladeros más conocidos de España y que ha convertido DellaSera (Logroño) en lugar de peregrinaje obligado para los amantes del helado.

Y lo que fue una simple reunión de unos pocos amigos acabó convertido en un sabor más de los que sirven en esta heladería. Los que vinieron lo compartieron en redes sociales y al día siguiente la gente venía a la heladería preguntando por el «helado Battiato», recuerda Sáenz. El primer día se vendieron 200 helados de este nuevo sabor a base de un tipo de mandarina muy especial.

En homenaje a Silicia -la isla donde nació y vivió Battiato- y sus cítrico, Sáenz apostó por una mandarina sikuasa, que se considera como una especie ancestral, origen del resto de mandarinas. Una variedad japonesa que por aquí solo cultiva en su huerto valenciano Vicente Todolí.

El que fuera director de la Tate Modern de Londres ahora atesora la que posiblemente es la mayor colección de cítricos del mundo. Así que de allí, de Palmera (Valencia), viene esta mandarina de color verde y de producción muy limitada, lo que en cierto modo pone fecha de caducidad al helado Battiato.

Cuando se acabe el lote de mandarinas, se acabó el helado hasta la cosecha próxima. Queda para unas dos semanas más, calcula el que es posiblemente el heladero más conocido de Logroño -del país, en realidad- y fan del recientemente fallecido cantante italiano.

De todos modos, la relación de Battiato con la capital riojana viene de antes de este helado. «En la ciudad es muy querido, porque cuando aquí se celebraba el festival Ibepop (en los años 80) Battiato era un habitual de la cartelera», rememora.

También del festival Actual, que tomó el relevo y, de hecho, en 2005 presentó en Logroño Amor perdido, la primera película dirigida por él.

¿Alguna posibilidad de que los provincianos de la Osa Menor seguidores de Battiato -nótese la referencia geográfico musical- a los que Logroño les quede a desmano pueden probar el helado? Pues mucho nos tememos que no.

El envío de helado artesanal -nos cuenta- es muy complicado, pues tiene que mantenerse siempre a temperaturas muy bajas (-26 grados) para que no afecte a su calidad.

Así que tocará pasar por Logroño en breve o bien esperar un año a que vuelva este helado de mandarina verde que todo el mundo conoce ya como el «Helado Battiato».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí