El utensilio de cocina perfecto para los seguidores de la dieta ‘paleo’: una piedra

Aunque ya ha pasado un poco la euforia, la denominada dieta paleolítica sigue teniendo muchos adeptos en todo el mundo. Criticada y cuestionada por nutricionistas -con argumentos más que razonables-, la base de esta dieta es alimentarse como supuestamente lo hacían los primeros pobladores del planeta: carne, pescado, raíces, frutos secos y nada de cereales, legumbres o azúcares y aceites procesados.

Pero ¿por qué quedarse sólo en los ingredientes cuando uno puede inspirarse en más grandes ideas de aquellos hombres de las cavernas? Si vamos a cocinar como ellos, lo coherente no es sólo despedirse del arroz, sino también de esos utensilios modernos que -nótese la ironía- no aportan nada a nuestra dieta.

Así que en vez de cuchillos, una piedra es todo lo que necesitamos para elevar el listón de nuestra dieta paleo. Eso sí, una piedra muy bien diseñada y acompañada de una bonita superficie que le aporta diferentes usos, desde cortar hasta ejercer de mortero para moler o machacar ingredientes a la hora de preparar una salsa.

Pese a que pueda sonar a broma, el invento existe y se presentó hace ya tiempo con el sugerente nombre de Primitive Kitchen Tool. Obra del diseñador sueco Erik Bele Höglund y fabricado con piedra acrílica Hi-Mac, la idea, según explican, es volver a los orígenes de la cocina.

Retroceder unos miles de años aunque, eso sí, con la última tecnología de esta piedra artificial que simula la forma y textura de la natural pero que, tal y como explican sus creadores, es mucho más resistente e higiénica. Que una cosa es ser paleos y otra un poco guarros, nos permitimos añadir.

¿Y a cuánto sale la broma de poder cortar y picar como nuestros antepasados cazadores? Pues lo cierto es que no queda claro si este invento es un simple ejercicio de diseño o está realmente a la venta, porque no hemos sido capaces de encontrar a cuánto se vende.

De todos modos, algo nos dice que su precio no será precisamente del paleolítico.