El restaurante de alta cocina que reabrirá con una sola mesa

El escenario creado por el coronavirus ha obligado a la hostelería a reinventarse en cuestión de semanas. O seguir cerrados o adaptarse a las normas sobre distancia y seguridad a partir de la Fase 1. Los locales en zonas en Fase 0, por ahora tienen que conformarse con servir comida para llevar.

Y en medio de este terremoto, entre ideas más o menos alocadas (mamparas, churros de goma para marcar distancias entre mesas, peluches ocupando las sillas vacías, sistemas de dudosa eficacia para la desinfección…), el cocinero Artur Martínez ya ha presentado su idea para ponerse en marcha lo antes posible: reabrir uno de sus restaurantes pero reconvertido en un local con una sola mesa.

Así, el Capritx (Terrassa, Barcelona), que cerró en verano de 2017 luciendo una Estrella Michelin, reabrirá sus puertas convertido en La Mesa del Buen Gusto. El nombre no es casual: un homenaje al bar familiar (El Buen Gusto), y lo de una mesa es literal, porque cuando este negocio pueda abrir (en Fase 2) contará con una única mesa para entre 4 y 8 comensales.

«A corto plazo, es el formato más seguro para cliente y profesional, y el que nos permite mayor naturalidad y la gastronomía más reconocible», explicaba el chef a través de su cuenta de Twitter cuando hace unas semanas anunció sus planes.

En este renovado restaurante -o «espacio gastronómico de mesa única», como se define»- se servirá un menú degustación de 15 platos reinterpretando la cocina catalana tradicional, con su respectivo maridaje. Menú y bebidas cerradas a un precio fijo y todo incluido de 95 euros por persona para mesas de 4 o 5 personas o de 89 euros para entre 6 u 8 comensales.

https://www.instagram.com/p/CAQ5yJKIC8V/

¿Y no se puede ir solo dos personas? También, pero en ese caso la cuenta asciende a 380 euros en total, también todo incluido. El pago total se realiza al hacer la reserva y, en principio, solo abrirá los fines de semana en turnos de mediodía y noche.

No será, efectivamente, el primer restaurante del mundo ni de España en contar con una única y exclusiva mesa, pero sí el primero que ha apostado por esta reconversión para seguir en marcha los próximos meses. Un camino, por cierto, opuesto al de otros restaurantes de alta cocina como El Celler de Can Roca, que ya adelantó sus planes de abrir un nuevo espacio con más mesas y precios mucho más ajustados que sus tres Estrellas Michelin.

https://www.instagram.com/p/B_pSutmg6Dx/

¿Un plan provisional simplemente para salvar estos meses? Martínez confiesa que no lo tiene claro pero, de momento, paralelamente también ha puesto en marcha una tienda con comida para llevar -también en Terrassa- y cuando sea posible también volverá Aürt, su restaurante (1 Estrella Michelin) en el hotel Hilton Diagonal Mar de Barcelona

Allí, por cierto, tuvimos ocasión de comer poco antes de que comenzara la cuarentena y pudimos confirmar lo que todo el mundo dice de este chef: que tiene las ideas muy claras y un plan suficientemente bien trazado como para ser capaz de adaptarlo a las circunstancias. Posiblemente una de las cualidades que más van a necesitar los cocineros durante los próximos meses para sobrevivir.