Preparad los chistes: Cruzcampo acaba de lanzar su propia colección de ropa y complementos

Aunque para algunos Cruzcampo sigue siendo esa cerveza sobre la que hacer chistes, está claro que es suficientemente popular y querida -al menos en algunos lugares- como para animarse a sacar su propia línea de ropa y accesorios.

No es broma: calcetines, gorras, tazas, sudaderas, camisetas e incluso bañadores  y camisas decorados con motivos cerveceros vinculados a la marca y claramente reconocibles.

Convertida para muchos en un emblema de la ciudad, según leemos en La Criatura Creativa, la marca ha querido llevar un paso más allá el tirón que tiene por allí y -según han explicado sus responsables- rendir un homenaje a quienes se sienten orgullosos de ella hasta el punto de llevar su Gambrinus tatuado.

Por suerte, partir de ahora ya no hará falta tatuarse nada y bastará con recurrir a una camiseta o unos calcetines de Cruzcampo. Más serio es el tema de las camisas, porque la broma ronda los 55 euros. En su defensa la compañía asegura que todo se ha fabricado en Cádiz, Valencia y, por supuesto, Sevilla.

Y es que la capital del Cruzcampismo es, por supuesto, el epicentro de esta campaña. De hecho, los productos están sólo a la venta en diferentes tiendas de la ciudad e incluso cuenta con espacio propio en algunos establecimientos de El Corte Inglés de allí.

Quienes ya estén preparando los chistes sobre el asunto -los habrá, seguro- no hay que olvidar que la marca tiene un gran tirón en la capital andaluza y que ideas parecidas han triunfado. Y mucho. Sin ir más lejos Lidl lanzó hace una semanas propia línea de ropa y zapatillas y fue tal el éxito que ya ha y un mercado de reventa con precios bastante surrealistas.

Por cierto, el bañador de la marca nos parece candidato a hit del verano. Y, ahora que no nos escucha nadie, que conste que somos de los que se apuntan sin dudarlo a una caña de Cruzcampo. Pero bien fría y bien tirada en Sevilla.