Century egg (unos huevos con no muy buena pinta)

¿Huevos negros? No exactamente. Se llaman «preserved egg» o «century egg» y son simplemente huevos de pato, gallina o lo que sea macerados en té con sal, lima y cenizas y cubiertos con hojas de arroz durante semanas o meses hasta que adquieren ese aspecto tan apetecible. La yema mantiene su color y textura pero la clara se oscurece y gelatiniza. Los vimos en una reciente visita a Shanghai,pero confesamos con suma verguenza que no nos atrevimos a probarlos. Imperdonable.