Café Dalgona, así se prepara el nuevo café de moda

Ni una pandemia mundial es capaz de parar el imprevisible y absurdo mundo de las tendencias gastronómicas en redes sociales. Y si hasta hace cinco minutos era Instagram quien determinaba qué comida o bebida era tendencia, parece que ahora eso también se estila en TikTok.

¿Ya has probado el café Dalgona?, me interpelaba hace unos días un amigo que sabe de mi pasión por estas chorradas. Y la verdad es que me pilló fuera de juego, porque era la primera vez que escuchaba hablar de este café frío.

Una bebida muy conocida en Corea del Sur y que ahora se ha convertido en el nuevo hit de las redes sociales. Su historia -entre la India, Macao y Corea- es muy interesante y el nombre, por si alguien se preguntaba, se debe al parecido con un caramelo típico del país.

Solo un par de días después, el mismísimo The New York Times hablaba del whipped cofee, uno de los muchos nombres (fluffy coffe es otro de ellos, nuestro favorito) de esta preparación a base de café instantáneo. Así que, definitivamente, había llegado el momento de probarlo en casa. Más de 250.000 publicaciones en Instagram -y a saber cuántas en TikTok, me da pereza asomarme- lo confirmaban.

Prepararlo es muy sencillo: un par de cucharadas pequeñas de café instantáneo (un sobre de Nescafé de los de toda la vida, el café molido no sirve), lo mismo de azúcar, y lo mismo de agua caliente.

En un bol se bate con unas varillas hasta que aquello se monte y tenga la textura de una crema bien densa. Con una batidora será poco más de un minuto. A mano habrá que darle un poco más, pero paciencia que sale.

Ahora solo habrá que poner hielo y leche fría en el vaso más instagrameable que tengamos en casa -ancho y bajo funciona mejor- y colocar la crema de café encima lo más bonita que nos salga. Después de todo esto es para la foto, ¿no?

Bromas al margen, y tras la foto de rigor, se revuelve el café con la leche fría y el resultado está realmente rico. Un café con leche frío, muy cremoso, que para próximas ocasiones podremos ajustar a nuestro gusto, reduciendo, por ejemplo, la cantidad de azúcar. El hielo picado, por cierto, también le va mejor que el hielo roca que usamos en este caso.

Puestos a elegir café frío nos quedamos con el shakerato italiano o con el frappé griego que, pensándolo bien, es muy parecido a este Dalgona. Pero anotado queda para animar los días de confinamiento que nos queden y, sobre todo, para prepararlo este verano cuando ya podamos volver a salir.