‘Brunchmut’, ya no tienes que elegir entre el vermut o el brunch

Desde que se inventaron eso del brunch, seguro que más de uno se pasa el fin de semana dudando si está más en horario de pedirse un vermut o de darle al aguacate, los huevos pochados y esos platos tan instagrameables que suelen verse en los omnipresentes brunchs.

Fotos: Omar Alayón

Para solventar esa duda existencial, el hotel The Hoxton Poblenou (Barcelona) ha tenido una estupenda idea y, además, ha inventado un palabro que nos encanta: el brunchmut. Ojo, que igual ya existía, pero es la primera vez que lo escuchamos y confesamos que nos ha hecho gracia.

¿Por qué tener que elegir entre brunch y vermut cuando puedes tener los dos en la mesa? El plan se repite cada sábado desde las 11.30 hasta las 15 de la tarde, con un precio de 38 euros por persona y un menú casi cerrado y a compartir muy bien dividido en cuatro pases.

Primero el vermut, para empezar fuerte. Aceitunas y encurtidos, gildas y boquerones, unas patatas sobre las que podemos verter una lata de berberechos -también te la puedes comer tal cual, pero la propuesta es buena- y un cóctel a elegir.

Muy rico el bocata de calamares.

Después, es el momento del tapeo, con croquetas, bravas y bocata de calamares. Todo al centro y para compartir. ¿Para beber? Una botella de vermut Bandarra con su sifón y todo.

Fotos: Omar Alayón

En el plato fuerte, los huevos son protagonistas. Hay que elegir (uno por pareja) entre los clásicos Benedict, tortilla de patata con queso, tortilla cremosa de trufa con císcalos o tortilla de pulpo. También hay postre (torrija con helado o melón con vermut) y hasta chupito de ratafia para rematar.

Todo ello animado con música y en un espacio realmente muy bonito de este joven hotel de la ciudad. Un paseo por los cercanos Encants y después acabar aquí nos parece uno de esos planes de sábado difíciles de superar.