Alta cocina riojana en Andorra y a 1.700 metros de altura

Es el único hotel de 5 estrellas situado a pie de pista en Andorra. Así que seguro que todos los esquiadores conocen y tienen anotado en su lista de deseos el Sport Hemitage Hotel & Spa de Soldeu.

Para esta temporada, el hotel -con una cuidada decoración de alta montaña, vistas increíbles y un fabuloso spa- cuenta con un nuevo argumento: el chef Francis Paniego se ha puesto al mando de su oferta gastronómica.

El riojano -que suma tres Estrellas Michelin en su Portal de Echaurren y Marques de Riscal– ha trasladado hasta aquí algunos de los platos más representativos de su cocina, donde el producto y una técnica depurada son los grandes protagonistas.

No faltan las famosas croquetas que elaboraba Marisa en Ezcaray -matriarca de esta familia de varias generaciones de cocineros-, un puerro en vinagreta delicioso o una cigala con pil pil de nueces, por citar algunos de los platos que se sirven en Ibaya, el restaurante gastronómico del hotel, que ofrece dos menús degustación de 13 y 16 pases.

Siguiendo el esquema de Ezcaray -donde, por cierto, el esquí también les queda muy cerca- justo al lado, Hermitage Tradició apuesta por una cocina riojana más clásica para amantes de la cuchara, las carnes y el pescado (cardo, pochas, callos, menestra…).

https://www.instagram.com/p/B752gl7ow4Y/

Una oferta que se presenta en formato de menú o de carta y que, igual que en Ibaya, se completa con un servicio impecable y una carta de vinos realmente interesante. Incluidos algunos vinos de Andorra que acabamos de descubrir que existen y que se cotizan bastante, por cierto.

Para quienes busquen algo un poco más informal dentro de este entorno, estratégicamente situado junto a los remontes de Grand Valira, el restaurante Sol i Neu forma parte del complejo de hoteles Sports (con dos establecimientos de 4 estrellas además del Hermitage de 5).

También a este espacio Paniego ha traído sus propuestas, perfectas para recuperarse tras una mañana de esquí. Además de una buena selección de tapas y un chuletón consistente, nos encanta ver en la carta de un lugar como este unos macarrones con chorizo.

Imprescindible dejar algo de hambre para el postre, porque su torrija con helado de vainilla o la tarta de requesón son muy recomendables.