Abr 302012
 

Cuando oímos trucha inmediatamente nos viene a la cabeza la típica receta rellena de bacon y al horno. Pero si queremos huir de la comida viejuna y hacer algo ligero, ideal para una cena ahí esta idea. Con unas espinacas y un poco de tomate nos arrancamos con un plato completo, sano y sobretodo escandalosamente fácil.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 truchas limpias
  • 1/4 kg. de espinacas frescas
  •  4 o 5 lonchas de bacon
  • Un par de tomates
  • Pasas y piñones

Preparación

Lo primero es pedir al amable pescatero (o pescatera) que nos quite las espinas del pescado y nos deje unos filetes limpios. Ya que estamos mejor poder comer el pescado limpio sin estar pendientes de cuando nos tragaremos la espina.

Salteamos las espinacas con el bacon – no lo metemos dentro la trucha pero tenemos cierto respeto por las recetas tradicionales, así que estar tiene que estar -, unos piñones y unas pasas.

En una fuente para el horno ponemos las espinacas, uno de los filetes de trucha – con sal y  unas gotas de limón-, encima unas rodajas de tomate y el otro filete para recomponer el pescado.

Al horno a temperatura media se hace en un plis. Si encima lo emplatamos y servimos con un mínimo de gracia el plato luce. Y no es más que trucha al horno.

Be Sociable, Share!
Marta Tañà

Periodista y madre, como destacarían en un anuncio de lácteos cualquiera. El alma cocinillas permite convertir la necesidad diaria de alimentar la familia en un placer. Comparable al de disfrutar de buena comida y buen bebercio.

Ver todos sus artículos


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>