Feb 072014
 

Helvetica_01Si hay una tipografía que merezca tener un vino con su nombre sin duda esa es la Helvética. Una letra creada en 1957 (por Max Miedinger y Edouard Hoffmann en Suiza, nos chiva la Wikipedia) y cuya elegante discreción le ha servido para convertirse en una de las fuentes más usadas y respetadas.

“Ante la duda, Helvética” podría ser un buen grito de guerra para muchos diseñadores. Su prestigio es tal que, según leemos en Yorokobu -a ellos les debemos este hallazgo-, ya existe una película y un perfume dedicado a ella.

Así que sólo faltaba el vino. De eso se ha encargado el estudio Wilwildweb que ha llevado esto de las etiquetas y las botellas bien diseñadas un paso más allá y ha creado un vino dedicado a la letra Helvética. De hecho, ese es su nombre.

Que no se asuste nadie, que no se trata de un experimento con vino suizo. Que, oye, igual sería cuestión de probarlo. Aunque el exterior es de lo más innovador, en lo que respecta al contenido parece que se ha apostado por lo seguro: se trata de un vino con denominación de origen Tierra de Castilla y 100% tempranillo.

De su comercialización se encarga Vinorama y de la elaboración del vino la bodega manchega Torrede Barreda. No hay más pistas y todavía no hemos tenido ocasión de probarlo, pero todo parece indicar que estamos ante un tinto joven, de esos que suelen funcionar muy bien. Pero para salir de dudas lo mejor será encargar una de las 1.300 botellas que se han producido y que se venden a 9,25 euros.

Y por si alguien se lo estaba preguntando, que nosotros sepamos, todavía no existe la sangría Comic Sans. A por ello, entrepeneurs.

 

Dic 122013
 

Coravin

Preparad vuestro mejor movimiento escéptico de ceja para recibir a uno de los inventos relacionados con el vino más fascinantes del momento. Y es que lo que promete Coravin es nada más y nada menos que abrir una botella de vino sin necesidad de quitar el corcho. O mejor dicho: acceder a una botella de vino para servir una copa sin sacar o dañar el corcho.

Coravin Wine Access System es un invento del que por lo visto se lleva meses hablando en Estados Unidos pero que no es tan conocido en Europa. Ideado por Greg Lambrecht, según explica su creador, el objetivo de este artilugio es acabar con ese drama humano que se produce cuando nos apetece beber una copa de vino pero no lo hacemos para no tener que descorchar la botella y tener que acabar bebiéndola entera o resignarnos a que pierda calidad con el paso de los días.

La solución propuesta es de lo más ingeniosa. El sistema de “acceso” consiste en un aparato con forma similar a la de un abridor que inserta una especie de aguja en el corcho de la botella. Después se inyecta gas argón para presurizar la botella y obligar al vino a salir a través de la aguja insertada en el corcho.

Continue reading »

Mar 152013
 

vimagnumEn un buen curso de cata de vinos se puede aprender mucho. Y no sólo a notar la madera, las flores blancas o el reflejo verdoso en el vino blanco. Hay cantidad de cosas por descubrir sobre este mundo de la enología, sobretodo para ignorantes casi absolutos como nosotros.

En un reciente curso de iniciación en Vila Viniteca -por cierto muy recomendable- aprendimos que en esto de los vinos el tamaño importa. Por una vez tiene razón el dicho: caballo grande, ande o no ande.

La verdad es que hasta ahora una botella de vino o espumoso mayor que la estándar de 75 cl. nos parecía indicada tan solo para desperdiciar en los podiums de los grandes premios del motor. Quizás alguna vez hemos visto alguna como sorpresa en una boda, en una fiesta de aniversario desfasada o alguna otra celebración donde la gracia no esté en degustar, sino en conseguir el momento camiseta mojada.

La inmensa mayoría de botellas de vino es de ese tamaño tan apañado de tres cuartos de litro, que da para unas 6 copas de vino. Es decir,  2 o 3 personas a lo sumo. Pero si buscamos en tiendas especializadas -de las que tienen un buen surtido de vinos de calidad- encontraremos alguna de formato mayor: el magnum.

Pongámonos en situación. Nos encargan el vino para una cena numerosa, con 6 o más comensales. ¿Es mejor llevar dos botellas del mismo vino o una magnum? Pues resulta que la botella mayor es sin duda la mejor opción.

Además tiene una explicación muy lógica: con el doble de volumen, la boca de la botella no es el doble de ancha. Esto quiere decir que la única entrada de oxígeno a la botella -por supuesto hablamos siempre de tapón de corcho- es en proporción mucho menor que en la botella “normal”. Esta relación volumen-entrada de oxígeno es la idónea y le sienta de maravilla al vino, que evoluciona mejor y con más estabilidad. Hay que sumar también el hecho de que con una sola botella nos aseguramos que todos los presentes beberán exáctamente el mismo vino.

Continue reading »

Sep 132012
 

Francia posee una de las gastronomías más ricas – y mejor publicitadas – del mundo. Sin embargo para el resto del mundo se resume en tres productos emblemáticos: el foie, el queso y el vino. Sobre todo el vino. Por eso en nuestra reciente visita al suroeste francés no podía faltar una parada técnica para conocer nuevos caldos y de paso hacernos con unas botellas.

El terroir, ese concepto francés tan en boga, determina el vino que se produce en cada zona. En los alrededores de Pau pudimos descubrir un vino blanco diferente y propio del Béarn, el Jurançon.

Continue reading »