Ago 092013
 

sangria lolea

Si existe una bebida degradada, denostada y vulgarizada es desde luego la sangría. Junto a su inseparable partenaire gastronómico, la paella, protagonizan el peor maridaje de la zonas turísticas de nuestro país. Al tiempo que los turistas piden a gritos paella y sangría, los dos platos entran en una espiral sin fin de cutrez.

Pero así como la paella puede aún mantener espacios de dignidad en algunos restaurantes – y en muchas casas particulares -, la sangría no escapa del agujero negro. Admitámoslo, pedir sangría queda viejuno e incluso cutre. Aunque hay algo peor: la de tetrabrick. Beber de esa supone condenarse directamente al infierno.

Con este panorama nos sorprendió encontrar en una bonita y exclusiva tienda de vinos las botellas de sangría Lolea. Ante la cara de incredulidad nos aclararon: estan sorprendentemente buenas, las dos. Porque se presentan en dos variedades, de vino blanco, llamada clarea, y la tradicional de vino tinto.

Lolea está llamada a ser la sangría deluxe. Al fin y al cabo se trata de dignificar un cóctel de vino tradicional, refrescante y muy veraniego. Una bebida, que con buenos ingredientes y hecha con gusto, es todo un placer.

Continue reading »