Ago 062012
 

En la Gulateca no nos gusta complicarnos la vida. La mayoría de nuestras recetas son triple B, buenas, bonitas y baratas. Pero de vez en cuando nos da por ponernos retos y pelearnos en la cocina para sacar adelante una receta diferente y un poco más compleja como este helado sin heladora.

El objetivo esta vez era imitar el helado de judías rojas de uno de nuestros japoneses preferidos, el Machiroku. No es un helado salado como su nombre puede sugerir, sino uno dulce perfecto para postre, cremoso y con una textura sorprendente. La receta original nipona es con un tipo de judías propias del Japón. Ante la imposibilidad de encontrar aquí las judías azuki, decidimos darle un toque cercano y hacerla con alubias de la tierra y además blancas.

El color, por supuesto, es bastante diferente. La textura es muy parecida y en cuanto al sabor hay que decir que obviamente no es idéntico al original, pero es realmente bueno.

El proceso no es rápido. Tiene su complicación, pero por encima de todo requiere tiempo. La parte positiva es que se puede hacer por fases si no tenemos suficientes horas seguidas para acometer la preparación. Para los valientes, ahí va el helado de alubias de La Gulateca con todos sus pasos.

Continue reading »

Oct 262011
 

Vídeos con recetas de cocina hay millones, pero pocos habrá tan surrealistas como los de la serie “Cooking with dog“.  Aunque de entrada el nombre puede asustar un poco -“no es lo que parece”, avisan sus propios autores- efectivamente la cosa no es tan dramática. Y es que la gracia está en Francis, el perro que aparece junto a la simpática y metódica cocinera japonesa.

Pero más allá de esta licencia perruna, el resto va totalmente en serio. Es más, aunque caímos aquí atraidos por lo curioso del planteamiento, resulta que los vídeos no están nada mal: en menos de 5 minutos son una guía rápida y  muy práctica para abordar un montón de platos japoneses.

Eso sí, después de ver como añadían ketchup a la receta de espagueti a la napolitana, mejor quedarse en el terreno nipón.

Nosotros por ahora estamos decididos a probar esos “yaki gyoza” que cocinados a la plancha pero con agua (!!) parece que quedan estupendos. Esperemos que salgan igual de bien sin un perro al lado.