Ago 132014
 

Gastroguia2014

Gente que cuando viaja le da igual comer cualquier cosa. De esos que a los 10 minutos ya están entonando la copla de que como-en-España-en-ninguna-parte. Qué pereza de gente, oye. Pero como sabemos que vosotros no sois de esos, os gusta ir al mercado cuando visitáis una ciudad y saber qué se come y dónde en cada lugar, hemos recopilado nuestras recomendaciones viajeras por si este verano os pasáis por Londres, Ámsterdam, Bilbao o Barcelona.

Si es así, no dejéis de echar un vistazo a estos vídeos donde os contamos que en Amsterdam no os podéis perder su bocadillo de croquetas; dónde está la mejor comida callejera de Londres; las bodegas imprescindibles de Barcelona a las que los turistas no llegan y, por supuesto, los mejores pintxos clásicos de Bilbao.

Además, quienes se escapen a Nueva York deberían hacer un hueco en su ruta hamburguesera para descubrir Burger Joint y su peculiar localización. Algo más cerca queda Oporto, con dos recomendaciones: probar la francesinha y descubrir que se puede cenar a base de latas y patatas tan ricamente. Quienes pasen estos días por Florencia pueden huir de las manadas de guiris de los cruceros refugiándose en el mercado central para probar un bocadillo de callos junto a una Moretti en el Nerbone.

Así que tomad buena nota mientras hacéis las maletas.

Londres, street food de la buena. El antídoto contra todos esos enterados que dicen que en Londres no se come bien es llevarles de paseo por estos tres lugares que os proponemos para probar comida callejera de la buena.

Continue reading »

Jun 112014
 

DSC02712

Por aquí eso de la street food (comida callejera) se perfila ya como el próximo hit gastronómico. Comida de calidad preparada en puestos y furgonetas y que, por ahora, sólo se deja ver en festivales o fiestas -es un sector aún por regular legalmente en España- pero que reclama su espacio y protagonismo.

Así que en una reciente visita por Londres, cámara en mano, nos decidimos a recorrer algunos de los lugares de referencia para los amantes de esto de comer por la calle. Podríamos pasarnos semanas enteras recorriendo la capital inglesa y sobreviviendo a base de street food, pero para empezar nos hemos quedado con tres recomendaciones: Borough Market, la siempre animada Brick Lane -con parada especial para probar los mejores bagels de la ciudad- y Broadway Market.

No es que sean los mejores -que igual también- pero sí nuestros preferidos y, en cualquier caso, lugares de visita obligada cada vez que nos escapamos a Londres. Hamburguesas, alitas, comida oriental, arepas, paella -sí, la comida española pega fuerte allí- ahumados… Quien diga que en Londres se come mal es que hace mucho que no se da un paseo por allí.

Ene 152014
 

Ziferblat

¿Cuánto cuesta un café en la recién inaugurada cafetería Ziferblat en Shoreditch, el barrio más hipster de Londres? Nada. ¿Y un té? ¿Y unas galletas? Exactamente lo mismo. Aquí todo es gratis. Excepto el tiempo. Concretamente hay que pagar 3 peniques por minuto, lo que significa que pasarse una hora en este curioso local sale a 1,8 libras, unos 2,15 euros.

La idea viene de Rusia, de donde es originaria esta cadena de cafeterías que hace unas semanas abrió su primer local en la capital inglesa y ya se ha convertido en el tema de moda en los medios. De allí y de aquí, que traducen estupendamente. Situada en el 388 de Old Street, sus promotores lo definen más como una especie de club social o punto de reunión donde cada uno entra, coge su reloj –vintage, of course– se sirve, pasa un rato y paga al salir según el tiempo consumido.

Además de darle a la barra libre de galletas, cafés y tés, también hay una cocina disponible por si alguien se anima a preparar algo. Como un txoko, pero en moderno, estarán pensando algunos. Recoger y limpiar las tazas y platos no es obligatorio -comentan los responsables- pero por lo visto es bastante habitual que los clientes lo hagan.

Continue reading »

Ago 072013
 

DSC03574

¿De vacaciones en Londres? ¿Has tenido ya tiempo para darte cuenta de que eso de que en la capital inglesa se come mal es una auténtica memez? Estupendo. Ahí va un consejo por si un día de estos entra el antojo de hamburguesa: Byron. En realidad es una propuesta que hemos cogido prestada del mismísimo Luisete -amigo de la casa y un auténtico gurú nacional del tema hamburguesil– al que recurrimos en nuestra penúltima visita a la capital inglesa.

Se trata de una cadena con casi 30 locales muy bien repartidos por Londres y otras ciudades inglesas y que, al menos por ahora, no ha desembarcado en el continente, como dicen los británicos. Sí, de acuerdo: mejor locales con personalidad propia que franquicias que repiten fórmula y se multiplican por docenas. Pero hay que reconocer que tras leer su historia nos ha convencido su filosofía para montar una hamburguesería en condiciones.

Continue reading »

May 172013
 

DSC03520
Por mucho que vayamos de modernos y transgresores, es coger el avión y caer uno por uno en los tópicos más clásicos. Así que en una reciente visita a Londres el té de las cinco era una de las citas marcadas en la agenda.

Aunque si el presupuesto lo permite lo suyo sería hacer el afternoon tea en uno de los hoteles de la capital inglesa con toda su pompa y porcelana británica, hay opciones un poco más asequibles. Y casi igual de cuquis aunque suponemos que las posibilidades de encontrarse con alguien de la casa real son menores.

DSC03537

Una de las opciones es Camellia’s Tea House, una tienda y salón de te en pleno centro de la ciudad. Escondida en una especie de patio de Carnaby Street (Top Floor 2.12 Kingly Court) allí es posible tomar el té de la tarde por un precio bastante ajustado y en un ambiente muy agradable, con sus mesas de madera, sillas de colores, teteras y tazas como mandan los cánones… Casi un paraíso maleni, si se nos permite ser un poco faltones.

Continue reading »

May 032013
 

DSC03608

Borough Market -uno de los mercados más concurridos de Londres- es algo así como la Boquería de Barcelona: una atracción turística en la que los vecinos haciendo la compra son minoría. Uno de esos mercados a los que se va más a comer que a comprar. Sí, como el de San Miguel en Madrid, pero sin tanta tontería.

Pese a ello no pudimos resistirnos -todos llevamos un guiri dentro- y cámara en mano nos dejamos caer al otro lado del London Bridge una lluviosa mañana de sábado. Nosotros y miles de personas más, claro.

Entre puestos de pan con una pinta estupenda, locales en los que hacían “bomba paella” (con chorizo, por supuesto) y suficiente comida rica como para abofetear al próximo que diga que en Londres no se come bien, el frío nos llevó hasta un puesto de sidra.

Continue reading »