Oct 012013
 

Barilla_01Justo a la misma hora en que el director de comunicación de Barilla golpeaba insistentemente su cabeza contra la pared del despacho, nosotros descubríamos aterrorizados una caja de fusilli de esta marca italiana en la despensa. ¿Y ahora qué hacemos? ¿El boicot a la firma por las declaraciones del energúmeno de Guido Barilla -nada de gays en su publicidad, aseguró- es retroactivo? ¿De verdad tenemos que tirarlos o basta con no volver a comprar esta marca hasta que el susodicho cavernícola se tatúe un marinero en toda la pechera?

Mientras decidíamos si amnistiar o no los dichosos fusilli se nos ocurrió una idea mejor: optar por el chiste facilón y elaborar nuestro propio recetario gaylord a base de pasta Barilla. Descubrir que existe algo llamado penne a candela fue la señal definitiva de que íbamos por el buen camino.

¿Pero existe la cocina gay? Por supuesto. De hecho estamos convencidos de que esta panda de viciosos y depravados sólo se alimentan a base de cupcakes, gin tonics con pétalos de rosa, banana split y algunas de estas recetas chistosas. Así que pongan a todo trapo música de Village People y a cocinar como locas.

  • Penne rigate con butifarra

«206 tipos de pasta y todavía no habéis entendido lo que es la diversidad», le decían al genio de Guido tras sus desafortunadas palabras. En España no se comercializan tantas, pero por suerte si llegan los penne rigate, pieza clave de esta improvisada cocina gay. ¿Con qué acompañar una pasta con este nombre tan fálico? Exacto, con una buena butifarra.

  • Farfalle con almejas

Suponemos que cuando el presidente de Barilla hablaba de pasar de los homosexuales en su publicidad también se refería a las mujeres. Precisamente dedicado a todas esas chicas que se pasan el día amasando bollos ahí va una genial propuesta: farfalle (mariposa en italiano) con almejas. Sublime.

Barilla_02

Guido Barilla, el machote de la pasta.

  • Penne tricolore con plátano frito

¡Más penne! Y en este caso de colorines, para poder dibujar la bandera gay en el plato. Como acompañamiento para esta colorida receta se nos ha ocurrido darle un tono caribeño a base de plátano frito. Si con el arroz a la cubana funciona, por qué no con la pasta. Si algún invertido que nos lea se anima a probarlo, que nos cuente.

  • Conchiglie con higos

Seguimos con el festival del humor a base de nombres de pasta que nos encontramos en el heterosexual catálogo de Barilla.  Conchiglie… ¡conchas! Perfecto para otro homenaje a todas esas camioneras con camisas de cuadros que seguramente disfrutarán un montón preparando esta receta a base de conchas e higos. Una combinación explosiva.

  • Tortitiglioni arrabiata

Justo cuando íbamos a dejarnos llevar por lo fácil con algo a base de pepino o calabacín hemos descubierto que existen una especialidad de macarrones que se llaman tortitiglioni. Torti… (guiño-guiño-codazo). Lo suyo sería una salsa putanesca -nos encantaría saber la opinión de Guido sobre las mujeres y su papel en la sociedad- pero también nos puede servir la arrabiata que Barilla ya vende preparada. Bien picante.

Mini penne con peras y manzanas

Terminamos este festival de risas y gastronomía con una receta especialmente dedicada al mismísimo presidente de Barilla y a base de -no podía ser de otro modo- mini penne. Como artista invitada a semejante fiesta se nos ha ocurrido colar a la señora Botella, que en su momento también se cubrió de gloria con aquello de las peras y manzanas. No querías mezclarlas, pues toma dos cups de relaxing pasta.

Be Sociable, Share!
Iker Morán

Periodista. Especializado en tecnología y fotografía, pero también cocinillas a tiempo parcial. Siempre anda con un par de cámaras encima y todavía no sabe muy bien si le gusta más cocinar, comer o hablar de comida. Posiblemente las tres cosas.

Ver todos sus artículos


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>