Jun 102013
 

DSC04452 
Rehacer platos cambiando los ingredientes por productos de temporada -o que estén de oferta, o que estén a punto de ponerse pochos…- y añadir algo más para darle el toque personal. La fórmula para “inventar” nuevas recetas es tan conocida que no hace falta explicar mucho más.

Nos encanta la melanzane parmigiana, pero a falta de berenjenas y aprovechando que los espárragos trigueros están ahora en su mejor momento, nos hemos animado a probar con ellos. Tomate, trigueros, mozzarella… malo no puede estar. Para darle un poco más de consistencia hemos optado por una base de patatas y lo de la mojama de atún ha sido un invento de última hora. Es lo que tiene liarse a cocinar mientras se hace el vermut casero.

Ingredientes (para 3-4 raciones)

– Esparragos trigueros (un par de manojos)

– 2 patatas

– 2 cebollas

– Mozzarella (en lonchas, no fresca)

– Salsa de tomate

Preparación

Cocemos las patatas y las cortamos en láminas de grosor medio. Mientras se hacen, limpiamos los espárragos y los pasamos unos minutos por la plancha con un poco de sal. Si nos queda sitio y manos libres, podemos aprovechar también para pochar un poco de cebolla en juliana. Ya que va a ser una parmigiana un poco hereje, aprovechemos para tunearla.

DSC04425

DSC04433

Sólo nos falta tener lista una salsa de tomate -nosotros hemos usado un puré italiano de tomate de marca Mutti que nos apetecía probar- para empezar a montar la bandeja de la parmigiana, que irá al horno.

Primero un poco de tomate bien extendido en la fuente. Capa de láminas de patata y luego la idea es ir alternando capas de trigueros -si son gruesos podemos partirlos por la mitad, a lo largo- queso, tomate y cebolla. Dependiendo de la consistencia y altura de la fuente podemos colar otra capa de patata, aunque tampoco debería robar mucho protagonismo a los espárragos.

DSC04434

DSC04436

20 minutos de horno para conseguir que se funda el queso y se fusione un poco el plato y listo. Por encima, y de forma opcional, le hemos puesto unas láminas de mojama de atún. Si los espárragos trigueros con jamón son un clásico, ¿por qué no cambiar el toque salado por un poco de mojama de atún? Dicho y hecho.

Resultado del experimento: buenísimo.

DSC04440

Be Sociable, Share!
Iker Morán

Periodista. Especializado en tecnología y fotografía, pero también cocinillas a tiempo parcial. Siempre anda con un par de cámaras encima y todavía no sabe muy bien si le gusta más cocinar, comer o hablar de comida. Posiblemente las tres cosas.

Ver todos sus artículos


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>