Abr 262012
 

No hace mucho descubrimos una nueva utilidad a la cafetera de émbolo, esa que tenemos olvidada en el fondo de un armario. Ahora y gracias a los informativos de la Sexta -mirando la televisión incluso aprendemos cosas nuevas- le hemos encontrado un uso alternativo a la cafetera italiana, la de toda la vida.

Visto que ha quedado relegada a un segundo lugar con la llegada de las omnipresentes cápsulas de café, es un buen momento para rescatarla y preparar con ella un fantástico caldo de marisco o de jamón.

Aunque en la televisión vimos preparar en un momento un caldo concentrado de marisco para un aperitivo con berberecho, nosotros hemos querido intentarlo también con jamón. Ambos caldos son de los de sabor intenso, perfectos para que queden bien en los 10 minutos escasos que tarda en subir la cafetera.

El procedimiento es muy sencillo. En el depósito del agua ponemos unas gambitas o bien trozos de jamón, de los que quedan secos junto al hueso. En el filtro donde habitualmente iría el café colocamos ahora las típicas hierbas de caldo troceadas pequeñas. En nuestro caso, zanahoria, puerro y un poco de pimiento. Ponemos la cafetera al fuego y dejamos que suba.

Las posibilidades que abre este tipo de preparación son muchas, incorporando por ejemplo hierbas aromáticas. De todos modos, mucho nos tememos que para una buena sopa -de esas con su caldo de pollo- no hay atajos que valgan: mejor con el método tradicional. Es decir, con tiempo.

 

Be Sociable, Share!
Marta Tañà

Periodista y madre, como destacarían en un anuncio de lácteos cualquiera. El alma cocinillas permite convertir la necesidad diaria de alimentar la familia en un placer. Comparable al de disfrutar de buena comida y buen bebercio.

Ver todos sus artículos


  2 Responses to “Caldo en cafetera”

  1. […] Nosotros hemos hecho un caldo rápido con una cafetera – ya os hablamos de esta preparación hace unos meses – y el resultado ha sido más que satisfactorio. Dejamos cocer la calabaza durante 8 o 10 […]

  2. Haciendo este invento estáis fabricando un artefacto que puede explotar debido a la sobrepresión de vapor y herir de forma seria a cualquier incauto que esté por allí cerca o vosotros mismos.

    Las cafeteras italianas estan diseñadas para hacer pasar el agua caliente y burbujas de vapor a través de granos de café, los cuales no bloquean el paso del agua a presión a través de ellos. Además existe una válvula de seguridad para aliviar la presión en caso de sobrepresión por encima de un valor peligroso.

    Si introducís marisco o jamón en el depósito de la cafetera puede ocurrir que los trozos bloqueen la salida del agua y la válvula de seguridad lo cual no existir ningun alivio de sobrepresión hace que explote de forma violenta.

    El caldo se ha preparado de toda la vida de diós en una olla a fuego lento, y no con cafeteras.
    Así que mejor que no juguéis a estas cosas, que os puede llevar un disgusto.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>